Compartir
Publicidad

La última actualización de seguridad de Windows 7 incluye (sin avisar) telemetría para conocer información de los equipos

La última actualización de seguridad de Windows 7 incluye (sin avisar) telemetría para conocer información de los equipos
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El fin de soporte de Windows 7 está cada vez más cerca. El 14 de enero, Microsoft dejará de proporcionar actualizaciones de seguridad y soporte técnico para equipos PC con Windows 7, lo que es normal dado que hablamos de un sistema operativo de 2009. A la vez puede ser un drama, pues aunque Windows 10 ha superado la cuota de mercado de Windows 7, el viejo sistema de Microsoft todavía tiene un 38,06% de cuota de mercado, por un 40,61% de Windows 10, según datos de Netmarketshare.

Como parte del soporte todavía activo, Microsoft lanzó el martes su tradicional Patch Tuesday con actualizaciones de seguridad para todas las versiones de seguridad. Sin embargo, para Windows 7, la actualización esta vez llega con sorpresa, según conocemos por ZDNet. Pese a que se supone que estas actualizaciones solamente incluyen parches de seguridad, la actualización KB4507456, exclusivamente de seguridad, llega con una actualización para un paquete llamado Compatibility Appraiser, que no es otra cosa que una herramienta de telemetría de la que Microsoft no ha avisado. Veamos su sentido.

Telemetría usada para medir la compatibilidad de equipos con Windows 7 con Windows 10, sin aviso

Windows 10

Compatibility Appraiser es un nombre que Microsoft ya ha empleado en diversas ocasiones para recabar datos mediante telemetría. En esta ocasión lo más problemático es haberlo "disfrazado" de parche de seguridad, algo que sin duda es, pero que llega con un complemento extra. El añadido es una herramienta con la que los de Redmond quieren poder saber qué compatibilidad tienen los equipos donde Windows 7 está instalado en caso de actualizar a Windows 10.

La preocupación de algunos expertos como Woody Leonhard es que Microsoft haya lanzado esta actualización para comenzar próximamente otra de avisos de que hay que actualizar a Windows 10, o incluso llegar a forzar. En ese contexto, la actualización se utilizaría también para conocer con mayor exactitud quién sigue usando Windows 7 y bajo qué condiciones, algo que debería ser comunicado en caso de realizarse.

Como apunta Ed Botten en ZDNet, no avisar de un complemento en una actualización que se publicita como de seguridad en exclusiva puede ser un problema para equipos donde los administradores han seleccionado solamente instalar dichos parches por motivos de estabilidad. El editor del citado medio repasa, por otra parte, que la decisión de Microsoft podría haberse dado como una propia actualización del componente Appraiser del SP1 de Windows, que podría tener un problema de seguridad que necesitaba ser arreglado.

Sea como fuere, en el mejor de los casos, el hecho de que se trate de un parche de seguridad para dicha función, Microsoft podría informar mejor de sus decisiones al lanzar actualizaciones, porque tampoco ha respondido en profundidad a preguntas de los medios sobre esto, y han sido los expertos los que indagando han dado con el componente. En otras ocasiones, como en septiembre con la actualización mensual de Windows 7, con la funcionalidad KB2952664, Microsoft sí informó de la telemetría, pero ahora la ha actualizado sin hacer mención a una parte tan sensible.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio