Sigue a Genbeta

Google Docs vs SkyDrive


A día de hoy ya es bastante obvio que SkyDrive y Google Docs son servicios que se han convertido en rivales directos. SkyDrive ha incorporado las web apps de Office, compitiendo con Google Docs en ese aspecto; y Google Docs por su parte ha añadido soporte para subir archivos que no sean documentos, como música, vídeos, y más, haciendo que el servicio sirva también como un disco duro en la nube, lo que los lleva a competir directamente con SkyDrive en ese plano también.

A raíz eso, en esta comparativa intentaremos poner a ambos servicios frente a frente, tanto por el lado de las web apps ofimáticas que nos ofrecen (presentaciones, planillas de cálculo, etc) como por el lado del almacenamiento en la nube, considerándolos como discos duros en la nube.

En primer lugar, dedicaremos este primer post a comparar sólo las respectivas aplicaciones ofimáticas que nos ofrece cada servicio, tanto en funcionalidad como en usabilidad. En una segunda parte evaluaremos a SkyDrive y Google Docs como servicios de almacenamiento en la nube. Puedes leer el resto de la comparativa después del salto.

Word Web App vs. documentos de texto de Google Docs

WordWeb

Al comenzar a trabajar con Word Web App vemos que uno de sus principales inconvenientes es que no cuenta con vista de impresión para editar documentos. Cuando estamos escribiendo un documento, el texto ocupa todo el ancho de la pantalla, lo cual nos imposibilita ver, en el momento, como quedará el documento en su formato final. Para hacer eso debemos saltar a la vista de lectura, pero claro, lo ideal sería ver el formato de página sin tener que salir de la vista edición. En cambio, en Google Docs si se muestra la vista de impresión mientras editamos el documento.

Sin embargo, GDocs nos entrega un soporte de fuentes mucho más limitado. Hasta hace un tiempo solo permitían usar unas 6 o 7 fuentes, y luego agregaron soporte para fuentes web como Calibri o Droid Sans. En tanto, Office web entrega por defecto una selección de fuentes mucho más amplia, y además, en Windows es capaz de acceder a fuentes que tengamos instaladas en el computador.

Otro punto a favor de Word Web es su desempeño impecable al desplegar documentos con formato complejo. Ya sea que se trate de características disponibles en la web app o no, la “vista de lectura” muestra los documentos con una altísima fidelidad. Eso sí, si intentamos editar el documento puede que no se nos permita modificar aquellos elementos más complejos, como comentarios o WordArt.

Justamente en eso Google Docs tiene una ventaja, ya que, contrario a lo que podría pensarse, nos ofrece más funciones de edición que la herramienta web de Microsoft. Cuenta con un editor de ecuaciones básico, permite agregar encabezado y pie de página, entre otras cosas de las que Word Web App carece.

Google Docs Lorem Ipsum

Google Docs también queda adelante en cuanto a colaboración online. Los que la hayan usado, sabrán que el sistema de edición grupal de documentos de GDocs es una delicia que incluso cuenta con mensajería instantánea. En cambio, Word Web App no permite editar documentos de forma grupal en la web, sino que solo accediendo a él mediante el Word de escritorio. Si intentamos editar un archivo que está abierto por otra persona en la web, simplemente aparecerá un mensaje de error.

Otras cosas en las que GDocs destaca es en ser más interoperable con otros formatos, al soportar documentos de texto de OpenOffice, permitir exportar los documentos a formato PDF, y contar con autoguardado (es increíble, pero Word Web App todavía no ofrece autoguardado).

Ambas web apps empatan en ofrecer historial de versiones antiguas (para así deshacer cambios en documentos) e integración con webmail (Hotmail y Gmail).

Por último, está la ventaja más obvia de Word Web App: su integración con el Word de escritorio. Esto es algo que Google ha intentado equiparar con plug-ins como Google Cloud Connect, pero no les ha salido del todo bien. En cambio, en Word (y el resto de las web apps de Office) la integración es nativa: podemos guardar documentos en la nube o abrir los archivos web desde el mismo Office, sin pasar por el navegador.

Excel Web App vs. planillas de cálculo de Google Docs

En lo que respecta a hojas de cálculo, también se esperaría a priori que la herramienta web de Microsoft tenga ventaja sobre la de Google, al menos en cuanto a funcionalidades, sin embargo acá tampoco es tan así.

La mayoría de las funciones elementales están presentes en ambas web apps por igual (gráficos, fórmulas, filtros, etc), pero es Google quien marca la diferencia ofreciendo tablas dinámicas, una versión básica de la herramienta Solver, y notificaciones por correo de los cambios en la planilla.

¿Y qué nos ofrecen los zares de las hojas de cálculo para convencernos de usar la versión web de Excel? Más o menos lo mismo que en el caso de Word. La web app de Excel lo hace excelente leyendo planillas creadas con otro software, sin importar lo complejo que sea su formato. También disponemos de una integración profunda con el Excel de escritorio, y de un amplio soporte de fórmulas (para ser específicos, Excel Web App soporta el uso de todas las fórmulas de Excel).

Otra feature interesante que incluye Excel es la posibilidad de incrustar las hojas de cálculo en páginas web o blogs, de forma similar a como lo podemos hacer con Scribd u otros servicios similares (arriba pueden ver un ejemplo). Por último, alegra ver que Excel Web, a diferencia de Word, si tiene autoguardado y permite colaboración en línea sin usar software adicional, aunque esto no le confiere ninguna ventaja sobre Google, quien también ofrece ambas cosas.

PowerPoint Web App vs. presentaciones de Google Docs

Para concluir esta parte de la comparativa, toca analizar las herramientas para crear presentaciones online.

Acá nuevamente el tema de las fuentes disponibles es relevante, y al igual que con Word, Microsoft lleva la ventaja al incluir más fuentes por defecto e integrarse con las fuentes instaladas. Pero además Google retrocede, ya que su editor de presentaciones no soporta las fuentes web, por lo que quedamos sólo con las 6 fuentes más básicas.

Asimismo, PowerPoint demuestra superioridad en cuanto a cantidad de plantillas de diseño: 49, versus las 15 que incluye Google. Y no sólo son más plantillas, sino que son superiores en cuanto a atractivo visual. Es indiscutible la ventaja de Microsoft en este apartado.

Plantillas de presentaciones

Sin embargo, Google marca diferencia con un par de características esenciales que a Microsoft “se le olvidaron”. Primero, GDocs es el único que deja insertar vídeos y cuadros de texto en las presentaciones, y además, en GDocs es posible editar manualmente el fondo de las presentaciones, con lo que se subsana en parte el problema de la escasez de plantillas.

Al editar presentaciones, también es esencial el poder crear diagramas y figuras fácilmente. Acá nuevamente Microsoft nos lo pone más fácil, al integrar el famoso SmartArt en PowerPoint Web. En Google Docs, por su parte, solo disponemos de unas cuantas autoformas básicas (flechas, cuadros, globos de texto) con las que con trabajo y tiempo se puede llegar a crear un diagrama con mucho menor atractivo visual que los diagramas pre-diseñados de SmartArt.

Por último, hay que mencionar que la ventaja que tenían Excel Web y Word Web en cuanto a leer documentos complejos respetando el formato original se repite también aquí con PowerPoint. Asimismo, Google Docs es capaz de exportar las presentaciones a formato PDF. Y ambos (PowerPoint y GDocs) nos permiten incrustar las presentaciones en la web, al estilo Scribd.

Extras: Formularios y dibujos de Google Docs y OneNote Web App

Junto a las 3 herramientas más conocidas de cada servicio, Google y Microsoft disponen cada uno de otras aplicaciones web interesantes, pero que no son equivalentes entre sí, por lo que nos vemos obligados a dejarlas de lado en esta comparativa.

Por el lado de Google, están los formularios, que son usados por muchos para realizar encuestas, y la herramienta de dibujos. En el lado de Redmond, está la versión online de OneNote, que nos sirve para acceder en la web a las notas que hayamos tomado con esta aplicación, de un modo similar a lo que vemos en Evernote.

Ambas son herramientas muy útiles, pero como ya mencioné arriba, creo que para este artículo es mejor comparar sólo el “Mínimo común denominador”.

Veredicto

En este post hemos visto que, haciendo una comparación característica por característica, las aplicaciones web de Google Docs son ligeramente más completas que las de Office. Esto vale para los documentos de texto y para las planillas de cálculo, pero tiene menos peso cuando comparamos las apps de presentaciones, en donde lo que importa es lo fácil que sea lograr una presentación con buena apariencia. Por eso, si consideramos su amplio soporte de plantillas y fuentes, junto a la versatilidad de SmartArt, PowerPoint se impone.

Por otro lado, Word Web queda muy mal parado frente a su par de Google Docs. El no contar con vista de impresión es un algo que empeora mucho la experiencia de usuario del servicio de Microsoft, pero además Google le saca algo de ventaja ofreciendo características especiales. En lo que respecta a planillas de cálculo, creo que es difícil declarar a un ganador.

Comparativa feature-to-feature

Como dije antes, uno podría pensar que Microsoft, dada la experiencia que tienen con el Office de escritorio, arrasaría con Google docs en una comparación de este tipo, pero no es así ya que los de Redmond les conviene limitar la funcionalidad de sus web apps en cierto grado, para así mantener al Office tradicional como un producto atractivo. De hecho, el área en que mejor se desempeñan las Office web apps es como complemento del Office de escritorio, al ofrecer un soporte más que excelente para los archivos OOXML, sin importar la complejidad de su formato.

Es obvio entonces que la estrategia óptima para Microsoft es simplemente igualar lo que ofrece Google Docs. Si ofrecen menos, los usuarios tienen razones para no usar Office Web y pasarse al servicio de Google, pero si ofrecen más, aumentan las posibilidades de que la gente deje de comprar el Office tradicional, para así usar solamente la versión web.

El problema es que, en mi opinión, esta estrategia es insostenible en el muy largo plazo. Si Google sigue apostando por la nube con la misma fuerza, y la tecnología web sigue avanzando, tarde o temprano llegará un punto en que Google docs conseguirá ser competitivo frente al Office de escritorio, aun para los power users. ¿Que hará Microsoft en ese momento? No tendrá otra opción que adaptarse y cambiar el modelo de negocio de Office a la publicidad online, en lugar que la venta de licencias (al menos en el mercado de consumidores). Claro, eso no es algo que vaya a pasar mañana, pero se ve venir en el horizonte.

Mañana compararemos a Google Docs y SkyDrive como servicios de almacenamiento online, analizando lo usable de su interfaz, lo fácil que es compartir y organizar archivos en cada uno, etc.

En Genbeta | SkyDrive, Office Web Apps, Google Docs

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

41 comentarios