Compartir
Publicidad
Publicidad
Probamos Colibri, un nuevo navegador para Windows y Mac que se deshace por completo de las pestañas
A fondo

Probamos Colibri, un nuevo navegador para Windows y Mac que se deshace por completo de las pestañas

Publicidad
Publicidad

Aunque en el mundo de los navegadores a veces pareciera que no queda mucho espacio para que algo más que Chrome se lleve todo el éxito, esto no quiere decir que no existan alternativas interesantes. Que sean o no superiores, es otro tipo de debate.

Firefox, Opera, Microsoft Edge, Vivaldi, etc. Son algunos de los nombres más reconocidos, pero no son los únicos. Navegadores experimentales y que buscan reinventar un poco la rueda han aparecido de vez en cuando, con al menos un par de minutos de fama. Es quizás en esa categoría donde podamos incluir a Colibri un navegador ultra minimalista y compacto que abandona el modelo de navegación por pestañas.

Colibri se encuentra en fase de desarrollo beta, hasta ahora solo estaba disponible para macOS, pero ayer hizo su llegada oficial a Windows y en Genbeta hemos decidido probarlo y ver qué ofrece y qué tal funciona.

Colibri Genbeta

La premisa de Colibri es ofrecer "una experiencia de navegación despejada, eficiente y rápida". Para ello han creado la que es según sus creadores es "la interfaz más compacta de cualquier navegador". Y a simple vista es difícil negarles que todo eso sea cierto. Apenas y ves botones en la ventana de la aplicación, todo el espacio es ocupado por la web que visitas.

Una experiencia libre de pestañas

Hay que empezar por supuesto, por lo más llamativo: Colibri no usa pestañas. La pregunta obvia entonces es: ¿con qué las sustituye? Este navegador usa un sistema de "enlaces" que se almacenan en una página adicional oculta, solo si los quieres guardar.

Colibri Links Página de enlaces guardados

Ya que no hay pestañas, la única forma de mantener una web "abierta" si quieres ir a otra, es añadiendo el enlace a esa página. Arriba y a la derecha tienes un icono "+" que puedes presionar cuando quieres añadir la web actual a los enlaces.

Para ver los enlaces guardados puedes hacer click en el icono en forma de dos rectángulos. Estás páginas guardadas como enlaces no se están ejecutando en el fondo, no están suspendidas, cuando abres otra URL la página anterior se cierra. Lo que hiciste fue básicamente guardar un favorito.

Esos enlaces los puedes organizar en listas, que son lo mismo que carpetas de marcadadores. No hay forma de importar favoritos de otro navegador, quizás en parte porque esto no es lo mismo, aunque luzca igual.

Las únicas opciones en los ajustes incluyen cambiar el motor de búsqueda por defecto. Bloquear cookies de terceros, "Do Not Track", activar o desactivar Flash, y limpiar el caché, datos y cookies. También puedes abrir pestañas de navegación privada.

Esto tiene un lado positivo, y es que por un lado estás consumiendo pocos recursos del sistema con una sola web abierta a la vez, y por otro tienes un ambiente libre de distracciones. Sin embargo, sospecho que el público al que está enfocado esto es bastante de nicho y reducido.

Una idea con potencial, no muy bien ejecutada

Newsletters Colibri Browser Windows

La navegación por pestañas en los navegadores actuales puede no ser perfecta, muchos sufrimos por acumular demasiadas, se han inventado dos millones de plugins para ayudarnos a organizarlas, y sin embargo, quienes usamos navegadores en una época en que no existían, sabemos que son uno de los mejores inventos desde el pan rebanado.

Para reemplazar el modelo de pestañas actual la alternativa que se proponga tiene que ser inmensamente superior, y lo que Colibri ha ideado, está bastante lejos de serlo. Por más que el navegador sea bonito, y bastante rápido, simplemente se siente incompleto.

Si quieres mirar dos páginas al mismo tiempo, tienes que abrir dos ventanas. Y es justamente aquí donde la premisa de Colibri se derrumba bastante. Todo ese minimalismo y ligereza se va un poco por el retrete si terminas con un montón de ventanas adicionales abiertas, como si esto fuese 1998.

Colibri 2017 06 11 15 11 46

Salvo que seas un usuario que no está interesado en tener abiertas dos páginas a la vez, Colibri no se sentirá tan minimalista como debería. Otro detalle molesto es que para poder añadir cualquier tipo de enlace tienes que crear una cuenta de usuario.

Su política de privacidad no es precisamente la más alentadora, incluyendo solicitud y uso de nuestra información personal para contactarnos con materiales promocionales de marketing, y "otra información".

Este navegador aún está en desarrollo y tiene espacio para mejorar su propuesta. Aparentemente también planean ofrecer servicios de pago una vez que se lance una versión estable, y además trabajan en versiones para iOS y Android.

Colibri es algo diferente, sin duda. Es muy minimalista, y eso hace que tenga un diseño bastante simple y bonito. Es rápido, la carga de páginas es inmediata y se siente todo muy fluido... hasta que quieres abrir otra cosa sin perder de vista la anterior o tener que guardar un enlace manualmente.

En Genbeta | Ya puedes probar Servo en Windows, el novedoso motor que potenciará el Firefox del futuro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos