Por qué utilizo un desinstalador en mi PC aunque Windows 10 y 11 puedan hacerlo desde el sistema

Por qué utilizo un desinstalador en mi PC aunque Windows 10 y 11 puedan hacerlo desde el sistema
13 Comentarios

Echarle un vistazo a lo que llevamos ocupado en el almacenamiento de nuestro PC de vez en cuando es algo bastante recomendable, sobre todo si no queremos que se empiece a llenar de software y archivos que acabaremos dejando en desuso. Para ello, Windows 10 y 11, al igual que en sistemas operativos anteriores, cuentan con una herramienta de desinstalación que a la gran mayoría de nosotros nos basta. No obstante, siempre hay margen de mejora.

Como ocurre con casi cualquier cosa, existe software de terceros destinado a ampliar las funcionalidades de nuestro equipo. En Internet podemos encontrar un buen número de desinstaladores para limpiar nuestro ordenador de forma más fácil. En este artículo mencionamos tres propuestas interesantes.

Cuando queremos desinstalar un programa en Windows, solemos hacerlo desde la opción de 'Desinstalar un programa' del Panel de control. Aunque la herramienta es eficaz, hay cuestiones que se les escapa. Es por ello que bajo estas líneas os dejamos con tres programas que te pueden venir muy bien cuando te toque día de limpieza en tu ordenador, o quieras mantener un orden constante.

Bulk Crap Uninstaller

bcuninstaller

Tal y como hablamos en su día, Bulk Crap Uninstaller es una potente herramienta con funciones adicionales a las que podemos encontrar en el desinstalador de Windows 10 y 11. La aplicación, además de ser gratuita, es open-source, y si tampoco quieres instalarla, cuenta con una versión portable.

Esta herramienta analizará nuestro ordenador para hacer una lista de todo lo que tenemos instalado, para así ofrecernos información sobre lo que podemos eliminar de nuestro ordenador. El programa cuenta con opciones bastante avanzadas, y cuenta con categorías que nos ayudan a identificar si lo que vamos a desinstalar puede suponer un problema para nuestro PC.

Uno de los aspectos clave de BCUninstaller es la posibilidad de marcar los programas que queremos desinstalar para eliminarlos del sistema a la vez. Además, existe una opción marcada por defecto para crear un punto de restauración en el sistema cuando desinstalamos algo por si ocurre algún problema.

O&O AppBuster

desinstalador

Otra alternativa es AppBuster de O&O. La gran ventaja de esta aplicación es el poco peso que ocupa en nuestro PC. Y es que su archivo ejecutable pesa poco más de 1 MB. De hecho, es una aplicación portable, por lo que ni siquiera tendremos que instalarla en el ordenador.

La app es gratis y muy fácil de usar. En ella nos aparecerá una lista de todos los programas que tenemos instalados en nuestro PC, así que lo único que tenemos que hacer es seleccionar aquellos que no queremos que permanezcan en nuestro sistema. Lo mejor es que, como ocurre con la mayoría de desinstaladores de terceros, habrá aplicaciones que no veremos en la herramienta de desinstalación nativa de Windows.

Como ocurre con la anterior mencionada, la herramienta también cuenta con la opción de crear un punto de restauración tras desinstalar cualquier programa. Además, las apps de la Microsoft Store también las podremos desinstalar de ahí.

IObit Uninstaller

Iobit

Esta alternativa cuenta con una interfaz bastante más atractiva, y ofrece funciones de todo en uno, como identificar aquellos programas que se instalan en packs, la posibilidad de desinstalar desde la misma herramienta todas las extensiones de nuestros navegadores, o una opción para eliminar las aplicaciones de Windows de la Microsoft Store.

La aplicación también cuenta con una herramienta de monitorización que detecta y registra automáticamente los programas que se van instalando. Sin embargo, es algo invasiva, y requiere tener el proceso en segundo plano desde que se inicia Windows. Lo cierto es que hay que esquivar algunas balas si no queremos que la aplicación gobierne más de la cuenta en nuestro PC, pero sus funciones adicionales y el hecho de tenerlo todo a mano, nos lo pone bastante fácil de recomendar.

Al igual que las otras mencionadas, la app es completamente gratis, y es una buena forma de mantener a ralla aquellos programas que ocupan demasiado en nuestro ordenador.

Mención especial: WinDirStat

Windir

WinDirStat no es considerado un desinstalador como tal, sino que se trata de una aplicación que analiza todo el espacio de almacenamiento ocupado por los archivos que tenemos en nuestro PC. De esta forma, con su mapa de bloques, tenemos una idea bastante precisa de todo lo que ocupan las aplicaciones y archivos que tengamos en nuestro PC.

La gran ventaja es que no solamente se centra en las aplicaciones y programas instalados, sino también en los archivos personales y temporales que se encuentran en nuestro sistema de almacenamiento. Así pues, si ordenamos por peso en descendente, podemos saber qué carpetas y archivos consumen más almacenamiento en nuestro disco.

Tal y como ocurre con BCUninstaller, esta herramienta también ofrece categorías para conocer el origen de los archivos que queremos eliminar de nuestro PC. El programa es gratis, y es muy útil si quieres mantener limpio y ordenado tu PC.

Temas
Inicio