Compartir
Publicidad
Publicidad

El Tribunal Supremo británico decide a partir de mañana sobre la extradición de Assange

El Tribunal Supremo británico decide a partir de mañana sobre la extradición de Assange
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los abogados del fundador de WikiLeaks están planteando una cuestión de "importancia pública general" que a partir de mañana será vista en el Tribunal Supremo del Reino Unido, palabras mayores, por las indudables repercusiones que para los derechos y libertades de los ciudadanos británicos pueden tener las alegaciones que plantea Assange en relación con su proceso de extradición, en su caso a Suecia.

Un asunto, la ausencia de garantías y los abusos en los procesos de extradición, que está en la agenda mediática y parlamentaria del Reino Unido y en la del joven que creó una web de enlaces y también quieren enviar a EE.UU. para ser juzgado.

El fundador de WikiLeaks y su defensa intentarán convencer a los siete magistrados del Tribunal Supremo del abuso cometido por parte de la Fiscalía sueca que no tenía la autoridad suficiente para exigir la extradición de Assange pero lo hizo. En el Reino Unido que el poder político haga de policía, juez y parte, sorprende. Pero lo que está en juego es nada más y nada menos que la ilegalidad de los tratados de extradición del Reino Unido con EE.UU. y de la EAW (European Arrest Warrant) o “sistema de deportaciones selladas” es tan restrictivo que impide a los jueces que deben decidir sobre la extradición a frenar las deportaciones, incluso cuando aprecian que el extraditado puede ser inocente (no hay sólidas pruebas contra él) o se va a vulnerar su derecho a un juicio justo (sus derechos civiles y humanos). Pero la EAW comulga, como ya comentamos, con el emocional principio (europeísmo débil) de que el sistema de justicia es justo y garantista en todos los países europeos, ejemplares todos ellos por pertenecer a la UE (euroilusionismo).

De tal forma que una sentencia favorable a Assange puede hacer temblar, otra vez, el tablero de la política internacional. Aunque no será menos explosiva una sentencia contraria a Assange y para la que ya tiene todo preparado la unidad de extradición de Scotland Yard que entregará a Assange a sus homólogos suecos antes de 10 días.

El fundador de Assange sería trasladado a uno de los principales aeropuertos de Londres donde le esperaría la policía sueca que lo escoltaría en el vuelo a Estocolmo. Una vez en territorio sueco será detenido. Pocos dudan que a Suecia llegará una solicitud de extradición a EE.UU. donde también estaría todo preparado para su detención y confinamiento.

En Nación Red | Assange y el Parlamento contra los abusos de la Orden de Arresto Europea (EAW)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos