Compartir
Publicidad

Ahora la NSA y el GCHQ también pueden espiar llamadas en vuelos comerciales

Ahora la NSA y el GCHQ también pueden espiar llamadas en vuelos comerciales
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los escándalos de escuchas y de programas de vigilancia siguen brotando como las setas. Según hemos podido saber gracias a TechCrunch, coger un avión que permita las llamadas telefónicas ya no sirve para burlar a la NSA. Así que, si alguien estaba pensando llamar a alguien desde 30.000 pies de altura para evitar orejas indeseadas, más vale que busque otro método.

También según se ha podido saber gracias a un informe publicado por The Intercept con contenido no editado de los documentos de Edward Snowden, tanto la NSA como el GCHQ británico tienen un programa entero dedicado a vigilar a objetivos en los cielos.

Conforme las líneas aéreas han ido relajando sus políticas sobre el uso de teléfonos móviles en los vuelos, los organismos de espionaje han estado esperando la oportunidad para implementar sus sistemas de vigilancia en vuelos comerciales.

El GCHQ ya había encontrado una forma

Según el informe el GCHQ lo tenía todo listo para empezar. Todo lo que se necesitaba era una aeronabe cruzando los cielos a más de 10.000 pies. Después distintas estaciones aéreas secretas situadas en tierra podían interceptar la señal a través de un satélite.

GCHQ Edificio del GCHQ. Imagen: Defence Images

Con que el teléfono ya esté encendido ya es suficiente para conocer su posición, con lo que la intercepción podría ser cruzada después con la lista de pasajeros del vuelo, el número del mismo y el código de la aerolínea para determinar la identidad del pasajero que lo usaba.

Air France parece ser la favorita del organismo británico para llevar a acabo este tipo de espionaje. En 2012 también se incluyó en el grupo de interés a British Airways y Lufthansa entre otras 20 aerolíneas comerciales gracias a la rebaja en la restricción del uso de teléfonos móviles.

El programa británico recibe el nombre en clave Thieving Magpie, que viene detallado en una serie de diapositivas que puedes consultar aquí.

Lo que la NSA dice al respecto

Según lo publicado en el documento de la NSA al que The Itercept ha tenido acceso, tanto vuelos de Air France, como de Air Mexico han sido desginados como posibles objetivos terroristas durante más de una década. Es posible que su programa de vigilancia también se dirija contra vuelos privados, donde las llamadas durante el vuelo son algo más común.

NSA Attacks Imagen: erokism

Hablando de la NSA, la victoria de Donald Trump ha hecho que se disparen las descargas de apps de mensajería segura. Algunas otras han anunciado que vuelven tras un tiempo de inactividad, como es el caso de Secret.

También es lógico pensar que si la NSA no puede espiar llamadas en suelo estadounidense busquen una forma de hacerlo que no sea técnicamente en tierra. Los vacíos legales existen para aprovecharse de ellos, y aquí el que no corre, vuela.

Las diapositivas que se han filtrado hablan de capacidades de vigilancia en tiempo real, destacando cómo los objetivos de dicha vigilancia pueden ser interceptados al llegar a su destino. Según se puede leer en una de dichas diapositivas:

Podemos confirmar que los selectores de objetivos están a bordo de vuelos específicos en tiempo casi real, permitiendo la vigilancia o que los equipos de arresto puedan ser colocados en posición con antelación.

Y sin embargo, basta con apagar el teléfono y no usarlo en todo el vuelo para burlar todas estas medidas.

Vía | TechCrunch, The Intercept
Imagen | MichaelGaida
En Genbeta | Las descargas de la app de mensajería segura Signal se disparan tras la victoria de Trump

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio