Compartir
Publicidad

Un Amazon Echo podría tener evidencia sobre un doble asesinato y le empresa deberá entregar sus grabaciones

Un Amazon Echo podría tener evidencia sobre un doble asesinato y le empresa deberá entregar sus grabaciones
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El altavoz inteligente de Amazon podría ser una de las claves para resolver un doble asesinato que tuvo lugar en enero de 2017, por ello la corte ha ordenado a la empresa entregar todas las grabaciones que hizo el Echo el día que las víctimas fueron asesinadas en su casa.

El Echo fue incautado por la policía en la casa donde tuvo lugar el crimen, y aunque no está claro si existe algún tipo de evidencia en él, la corte encontró causa probable de que el altavoz podría haber grabado evidencia de los crímenes.

La corte no solo ordenó a Amazon entregar cualquier grabación hecha por Echo entre el 27 y el 29 de enero de 2017, sino cualquier información que identifique dispositivos celulares que hayan sido pareados con el altavoz en el mismo periodo de tiempo.

Este caso irá a la corte en mayo de 2019, el acusado enfrenta cargos por el asesinato de dos mujeres que fueron apuñaladas múltiples veces en su casa de New Hampshire. Los investigadores creen que una de ellas fue atacada en la cocina donde se encontraba el altavoz de Amazon, según los documentos de la corte.

El pasado fin de semana un representante de Amazon le dijo a AP que no entregarían las grabaciones "sin una demanda legal válida y vinculante debidamente entregada ante ellos".

Cuando Amazon Echo graba vida y muerte

Amazon Echo Privacidad

Ya en 2016 el Amazon Echo se vio en una situación similar, un asesinato en Bentonville Arkansas en una casa donde habían varios dispositivos inteligentes, incluyendo el altavoz de la empresa.

En aquel entonces la policía también creía que podía ayudar a resolver el caso, y la empresa se negó. Al final cuando el dueño del dispositivo que a su vez era el acusado, dio su consentimiento, Amazon entregó la información.

El debate sigue siendo en parte el mismo, pues la mayoría no sabemos cuánto nos graban nuestros dispositivos y la gente tiene ciertas expectativas de privacidad en su hogar, expectativas de privacidad que Amazon cita para negarse a entregar los datos.

El detalle aquí es que la dueña del dispositivo es la víctima. La legislación en estos casos no es demasiado clara, especialmente en el caso de registros electrónicos como los del Echo, pero al menos la Ley Federal de Privacidad de Estados Unidos no aplica a los muertos.

Se supone que el altavoz de Amazon solo comienza a grabar y recolectar información cuando pronunciamos "Alexa", luego esos clips de audio de se envían a los servidores de la empresa para que sean analizados y se completen las peticiones que hacemos. No sabemos con seguridad cuánto tiempo se almacenan esas grabaciones, lo que sí sabemos es que a Alexa se le cruzan un poco los cables y ha hecho cosas como grabar conversaciones que tiene una familia en casa y termina enviándola a un contacto aleatorio.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio