Compartir
Publicidad

El Comisionado de Hamburgo frena a Google: no podrá analizar lo que le decimos a sus asistentes durante tres meses

El Comisionado de Hamburgo frena a Google: no podrá analizar lo que le decimos a sus asistentes durante tres meses
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Comisionado de Hamburgo para la Protección de Datos y Libertad de Información (HmbBfDI) ha iniciado un proceso administrativo contra Google, en el que se le prohibe realizar evaluaciones a través de sus asistentes de voz durante un periodo de tres meses, como medida preventiva.

Según afirma a través de una nota de prensa, el uso de asistentes de voz está demostrando ser peligroso para la privacidad de los usuarios, por lo que se toma esta medida de forma cautelar, de cara a proteger, provisionalmente, los derechos de los usuarios.

El ojo puesto sobre los asistentes de voz

Google Home

Según han publicado desde el Comisionado, los asistentes de voz, tanto de Google como de Apple o Amazon, entre otros, son peligrosos para nuestra privacidad. El "apuntar con la pistola" a Google viene a manos de los propios medios de comunicación, que se han hecho eco en varias ocasiones de este tipo de comportamientos.

Sin ir más lejos, desde Xataka se publicaba que Google admitió escuchar fragmentos de terceros a través de Google Home y Google Assistant, con el fin de, según ellos, mejorar la tecnología de reconocimiento de voz (la misma justificación que han expuesto otras compañías, como Amazon).

Las compañías afirman tener a parte de sus equipos a la escucha de nuestras grabaciones de voz, si bien indican que el porcentaje de conversaciones enviadas es mínimo

Este tipo de grabaciones acaban transcribiéndose y siendo escuchadas por empleados de las compañías, algo que, a pesar de estar justificado según las compañías, no ha gustado demasiado al Comisionado. Se prohibe así llevar a cabo este tipo de actividades por un periodo de tres meses, como medida destinada a proteger provisionalmente a los consumidores.

Google Home Mini

Si bien el encargado de controlar este tipo de comportamientos, según la GDPR, es el IDPC (Data Protection Commissioner), este mismo reglamento recoge que otras autoridades de protección de datos tomen medidas. La propia Google ha comunicado al Comisionado que este tipo de comportamientos no se realizará desde el día 1 de agosto hasta el día 1 de noviembre.

De esta forma, se invita tanto a Google como al resto de compañías a revisar la implementación de este tipo de prácticas, avisando de que "el uso de sistemas de asistencia del habla debe ser transparente", para que los usuarios estén informados y den su consentimiento.

A pesar de que estas prácticas han sido admitidas por las propias compañías, los términos de uso no especifican que haya humanos oyendo dichos datos

Como cuentan en Xataka, ni Amazon, ni Apple, ni Google especifican en sus términos que haya humanos escuchando lo que le decimos a nuestros asistentes, algo que choca directamente con las informaciones admitidas por las propias compañías de que hay equipos dedicados a ello.

Más información | Comisionado de Hamburgo para la Protección de Datos y Libertad de información

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio