Compartir
Publicidad

El ransomware también se aprovecha de la inseguridad del Internet de las cosas, ahora ataca a los Smart TV

El ransomware también se aprovecha de la inseguridad del Internet de las cosas, ahora ataca a los Smart TV
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El ransomware se está convirtiendo cada vez más en una de las mayores amenazas de seguridad en la red. A pesar de que según varios estudios las infecciones por malware han estado cayendo, las relacionadas con ransomware están al alza. Este tipo de ataques usualmente restringen el uso del sistema al usuario y piden un rescate para liberar los archivos o equipo secuestrado, y no solo se limitan a tu ordenador o smartphone.

Recientemente fue reportado un incidente en el que un Smart TV LG fue infectado por lo que parecía una versión del ransomware Cyber.Police, también conocido como FLocker. El programa malicioso pedía al dueño el pago de 500 dólares para desbloquear el televisor. Aparentemente la infección ocurrió cuando un miembro de la familia descargó una app para mirar una película.

Justo el día de navidad, el ingeniero Darren Cauthon compartía una foto de como el televisor de su familia había quedado completamente inservible gracias al ataque. El Smart TV de LG utiliza Google TV, y cuando Cauthon intentó resetearlo a los valores de fábrica el proceso no funcionó. Aunque inicialmente el servicio técnico de LG le iba a cobrar 340 dólares por la reparación (apenas 160 menos que el ransomware), al final la empresa le dio instrucciones "secretas" para remover el programa malicioso, y el usuario grabó un vídeo del proceso para futuras víctimas.

FLocker es un ransomware conocido que fue detectado por primera vez en el 2015, desde entonces engaña a sus victimas a través de campañas de spam en SMS compartiendo enlaces maliciosos. Para abril del 2016 los expertos de seguridad han detectado más de 1200 variantes del malware.

La inseguridad del Internet de las cosas no es algo nuevo. Cada vez son más y más los dispositivos que se hacen "inteligentes", desde el termostato hasta los monitores para bebés. Casi todos estos dispositivos sufren de un mismo mal: tienen software desactualizado o poca seguridad y son demasiado vulnerables a ataques. No por nada fueron el arma utilizada el pasado mes de octubre para llevar a cabo uno de los ataques DDoS masivos más grandes de la historia.

Vía | Security Affairs
En Genbeta | Hábitos, utilidades y consejos para protegerse del ransomware

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos