Compartir
Publicidad
Publicidad

Una herramienta de la NASA muestra qué glaciares pueden inundar casi 300 ciudades costeras

Una herramienta de la NASA muestra qué glaciares pueden inundar casi 300 ciudades costeras
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El derretimiento de glaciares, el aumento de la temperatura global de la Tierra o los desprendimientos en la Antártida son, en numerosas ocasiones, signos del cambio climático. Que el nivel del mar podría aumentar en las próximas décadas por hechos como estos no es ninguna novedad. Una preocupante realidad que amenaza grandes zonas costeras que la NASA quiere descubrir.

Porque aunque cierta lógica podría llevarnos a pensar que las masas de hielo más próximas son el mayor peligro para una gran ciudad litoral, una nueva técnica desarrollada por la agencia espacial estadounidense predice qué ciudades pueden verse afectadas por inundaciones provocadas por el deshielo y revela que las afecciones no dependen estrictamente de la cercanía.

La importancia del movimiento terrestre y la gravedad de la Tierra

Después de identificar qué capas de hielo y glaciares serán decisivos en el aumento del nivel del mar en los próximos años, los científicos de la NASA han creado un modelo que puede augurar las consecuencias de este incremento en diferente ciudades costeras del mundo. Teniendo en cuenta la influencia del movimiento de rotación del planeta y el efecto de la gravedad en la distribución del agua derretida por el globo.

Estos efectos incluidos en el modelo de predicción desarrollado por el Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA y dado a conocer en Science Advances, permiten concretar cómo se verán afectadas las urbes litorales del planeta. En particular, han sido objeto del análisis 293 ciudades portuarias. Puede comprobarse su afectación a través de la simulación de la herramienta.

Herramienta Inundaciones Nasa Los datos de la herramienta de la NASA sobre la ciudad de Barcelona.
Ciudades próximas a Groenlandia como Oslo y Reykjavik verán bajar su nivel del mar

La "huella del nivel del mar", como se llama al cambio de patrón marino provocado por la subida de la cota, tendrá efectos curiosos. Por ejemplo, ciudades cercanas a Groenlandia como Oslo y Reykjavik verán cómo su nivel del mar baja y no aumenta con el derretimiento de sus glaciares. Sin embargo, otras como Nueva York, verán aumentada la altura de sus aguas por el deshielo en el noreste de esta gran isla helada, aunque este punto sea el más alejado.

En la investigación se incluyen otras ciudades de todo el planeta como Barcelona, Londres, Caracas, Guayaquil, Nueva York o Santiago de Chile, logrando confirmar que el nivel del mar no aumentará de forma pareja en todo el mundo como se venía señalando desde hace tiempo. Esto ayudará a que en el futuro, a la hora de tomar medidas mediante la construcción de diques o el traslado de áreas habitadas, no se lleven a cabo iniciativas innecesarias.

Las claves de este nuevo modelo

El método empleado para desarrollar esta técnica de predicción tiene en cuenta, como decíamos antes, la gravedad, la rotación del planeta, así como la expansión vertical del suelo bajo la capa de hielo en derretimiento.

El primer factor, el de la gravedad terrestre, explica que cuando el hielo se encoge deja de tener la gran atracción que tenía sobre el océano. La masa no es tan grande, no atrae tanta agua y, por tanto, el mar se aleja de ese hielo. De ahí que el nivel del mar pueda bajar en ciudades antes aludidas como Oslo y Reykjavik.

Cuando el hielo pierde masa, la atracción de las aguas disminuye y baja su cota

El movimiento del planeta, el segundo factor, se ve alterado por las masas en su superficie, alterándose el balanceo que tiene, circunstancia que a su vez redistribuye el agua alrededor de la tierra. Así lo explica a BBC Eric Larour, uno de los científicos responsables del proyecto.

Finalmente este modelo tiene en cuenta que el suelo que se encuentra bajo las masas de hielo que se derriten se expande, según explican los investigadores, de forma vertical. Esto sucede justo después de haberse comprimido por el peso del hielo que ya no tiene.

Formula Modelo Nasa Una ecuación empleada en el estudio.

El conjunto de estos datos permite calcular esta sensibilidad exacta del nivel del mar para una ciudad particular en relación a cada una de las masas de hielo del planeta. El enfoque se basa, como explican, "en el método convencional de cartografiar el grosor del hielo para convertirlo en huellas dactilares a nivel del mar" para el que se utiliza la ecuación que vemos sobre estas líneas.

En Magnet | 40 años de deshielo de la Antártida vistos desde el espacio: así se derrite el continente

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos