Publicidad

Este artista asegura haber creado un falso atasco en Google Maps con una carretilla cargada de móviles

Este artista asegura haber creado un falso atasco en Google Maps con una carretilla cargada de móviles
8 comentarios

Google Maps es una de esas aplicaciones básicas en cualquier terminal, funcione con el sistema operativo que funcione. Resulta imprescindible para la mayoría porque resulta tremendamente útil para orientarse, buscar lugares, conducir por zonas desconocidas o usar el transporte pública.

Gran parte de esa utilidad emana de sus usuarios y los datos que directa o indirectamente comparten. Un arma de doble filo que puede provocar, sin la supervisión y el control adecuado, desde direcciones o nombres de comercios equivocados hasta atascos donde no los hay. O eso asegura Simon Weckert.

"Es posible convertir una calle verde en roja, lo que tiene un impacto en el mundo físico"

99 móviles y una carretilla que pasear

Este artista alemán afincado en Berlín dice que le han bastado una carretilla, 99 teléfonos móviles y un paseo para engañar a Google Maps haciéndole creer que se había producido un atasco. Su particular obra la ha titulado Google Maps Hacks y se muestra en un vídeo colgado hace unos días en YouTube.

En las imágenes se ve a Weckert paseando por las calles de la capital alemana arrastrando una pequeña carretilla cargada con los casi cien terminales que han formado parte de su hackeo. Estos teléfonos, en teoría, mantenían activa la aplicación de Google Maps con el modo navegación desde el coche en marcha.

Esta particular obra pretende hacernos reflexionar sobre cómo lo digital influye en nuestro día a día

"99 teléfonos son transportados en una carretilla para generar un atasco virtual en Google Maps. A través de esta actividad, es posible convertir una calle verde en roja, lo que tiene un impacto en el mundo físico al navegar los coches en otra ruta para evitar quedarse atascado en el tráfico", explica el artista.

Pese a que en la pieza audiovisual se aprecia cómo un mapa de Google Maps va poniéndose en rojo conforme pasea Weckert, la metodología de este supuesto hack que pretende hacernos reflexionar sobre cómo lo digital influye en nuestro día a día no queda del todo clara. El experimento, además, recuerda al llevado a cabo hace algo más de dos años por un programador español en Waze gracias al cual consiguió desviar el tráfico oportunista que circulaba por las calles de su barrio valenciano.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios