Publicidad

El influencer que quiso conseguir un dominio a punta de pistola se enfrenta a 20 años de cárcel

El influencer que quiso conseguir un dominio a punta de pistola se enfrenta a 20 años de cárcel
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

"La realidad supera la ficción". Es una expresión que escuchamos y decimos muy a menudo, y es que hay historias que parecen salidas de la mente de un mal guionista de Hollywood.

El protagonista de este extraño relato es Rossi Lorathio Adams II, un joven influencer de Iowa (Estados Unidos) que se enfrenta a 20 años de cárcel por planear un violento allanamiento de morada y así conseguir un dominio de Internet para su compañía.

Convenció a su primo, una persona sin hogar

De acuerdo con la declaración que este joven de 26 años ofreció al jurado, Adams fundó una compañía llamada "State Snaps" enfocada a compartir contenido en las redes sociales (principalmente Instagram, Twitter y Snapchat).

Llegó a acumular más de un millón de seguidores en los perfiles de estas cuentas, que en su mayoría contenían imágenes de y vídeos de jóvenes que aparecían comportándose "burdamente, desnudos o borrachos".

En la declaración podemos ver que sus seguidores utilizaban a menudo la frase "hazlo por el estado" (do it for the state) cada vez que publicaban una foto o vídeo de este tipo. Podemos decir que, llegado un punto, se convirtió como en un slogan propio de este movimiento.

Se pasó dos años intentando comprar el dominio a su propietario

Es por eso que Adams intentó comprar el dominio "doitforstate.com" a su dueño, que curiosamente también vivía en el mismo estado (en Cedar Rapids). Lo intentó durante dos años seguidos, entre 2015 y 2017, pero siempre se encontró con negativas por parte del propietario.

Prison 553836 1920

Como el dueño del dominio no estaba interesado en venderlo, decidió intentar conseguirlo por otros métodos. Se le ocurrió un plan un tanto macabro, pero él no fue el encargado de llevarlo a cabo.

A mediados de 2017 convenció a su primo, Sherman Hopkins, Jr., para que entrara a la fuerza en la casa del propietario del dominio. Hopkins era un delincuente convicto que en ese momento vivía en un refugio para personas sin hogar.

El plan parecía sencillo. Sherman Hopkins se acercó a la casa del propietario del dominio y le entregó un papel con las instrucciones para transferirlo a Adams, todo esto apuntándole con una pistola.

En las declaraciones podemos leer que la víctima, "temiendo por su vida", hizo un movimiento rápido y consiguió hacerse con el control del arma. Disparó varias veces al primo de Adams y llamó a la policía.

Sherman Hopkins, Jr. fue condenado el año pasado a 20 años de cárcel. Adams, en cambio, permanece bajo custodia hasta que se dicte sentencia. Se enfrenta a un máximo de 20 años de prisión, una multa de 250.000 dólares y tres años de libertad supervisada.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir