Compartir
Publicidad
Trucos para crear y recordar una buena contraseña
Seguridad

Trucos para crear y recordar una buena contraseña

Publicidad
Publicidad

Las diversas filtraciones masivas de contraseñas de las que tenemos constancia con frecuencia, nos hacen plantearnos, cada vez más, la importancia de proteger nuestras claves de acceso en internet.

Por desgracia (y como es de esperar), si bajamos "al mundo real", no es tan frecuente encontrar usuarios dispuestos a recordar complejas claves alfanuméricas. Por ello, el fin de este artículo es el de aportar algunos trucos para crear y recordar buenas contraseñas, sin necesidad de complicarnos la vida en exceso.

El primer truco es... dejar que lo hagan por ti

El mejor truco para crear contraseñas seguras y recordarlas, es no preocuparte ni de crearlas ni de recordarlas, aunque suene paradójico. Gracias a internet, es bastante sencillo crear contraseñas aleatorias. Asimismo, contamos con excelentes gestores de contraseñas que se encargan de almacenarlas e introducirlas en los sitios web por nosotros.

Por ejemplo, podrías crear una contraseña desde Secure Password Generator, servicio del que te hablamos recientemente. La contraseña que nos de, en nuestro caso, $H@MA2}jy_Fq~c"Z, la almacenaremos en un gestor de contraseñas como 1Password, y a partir de aquí no tenemos más que dejar que el servicio que la almacena nos la entregue cada vez que entramos en una página.

Crear contraseñas aleatorias y almacenarlas en algún servicio de terceros es una de las soluciones más seguras. No obstante, si no nos fiamos del servicio que las almacena, no dormiremos tranquilos

La desventaja de este método es que nuestras contraseñas pasan por el gestor, y si de algún modo se accede al mismo por parte de terceros, nuestras contraseñas quedarán expuestas. Asimismo, si por algún casual nos falla el gestor, al no recordar nuestra contraseña no podremos acceder al site, así que veamos cómo realizar el proceso de una forma más manual.

Utiliza trucos y palabras fáciles de recordar

Contraseñas

Crear una contraseña es todo un arte. Cada usuario tiene sus trucos, como muestran los editores de Xataka. No obstante, existen algunos trucos y tips comúnmente aceptados a la hora de crear contraseñas robustas.

El primero y más conocido de todos, es el de la extensión. Su justificación parte de una de las bases matemáticas más simples, cuantos más caracteres tenga la contraseña, más combinaciones posibles serán necesarias para averiguarla. Partiendo de esta base, que choca directamente con la facilidad de recordarla, vamos a ver cómo crear contraseñas seguras que no queden en el olvido.

Generar contraseñas seguras y complejas no es tan difícil. De hecho, en ocasiones, basta con seguir reglas tan sencillas como la de añadir una letra extra

Añadir la letra ñ es nuestra primera clave para añadir seguridad a las contraseñas, acordándonos asimismo de los caracteres que hemos puesto. Puedes ubicarla al principio o al final de la misma. Esto se debe a que no son pocos los teclados que no tienen esta tecla, y variso de los programas que se utilizan para intentar descifrar contraseñas, tampoco cuentan con ella en su base de datos.

El truco de tu canción favorita también es una genial idea, que se basa en convertir en contraseña una de las frases de tu canción. Si, por ejemplo, escogemos la frase "Because maybe, you're gonna be the one that saves me", la contraseña resultante sería "Bmygbtotsm". Si le añades una ñ al principio o al final, mejor aún.

Teclado Macbook

Cambiar las letras por caracteres numéricos también puede ser una solución. La letra "O" por el número 0, la letra "A" por el 4, la "E" por el 3... 3ST4 D3M0STR4D0 QU3 NU3STR0 C3R3B40 3S C4P4Z D3 3NT3ND3R 3ST3 TIP0 D3 M3NS4J3S, así que no te será demasiado complicado recordarlo. En el caso de la contaseña anterior, ya andaríamos con Bmygbt0tsmñ, la seguridad va mejorando.

Basarte en dos o tres palabras importantes para ti y combinar sus principios y finales también puede ayudarte a crear una contraseña, o a mejorar la que ya estábamos creando. Imaginemos que nuestra primera palabara en Genbeta (de la que cogeremos Gen), y la segunda Xataka (de la que nos quedaremos con Ka). Nos daría como resultado Genka, o G3NK4 si lo pasamos a caracteres alfanuméricos. Añadir estas dos palabras tan sencillas de recordar a la contraseña en la que ya estábamos trabajando riza el rizo aún más. "G3NBmygbt0tsmK4ñ".

Al igual que es importante que la contraseña sea larga y compleja, lo es que esta no sea universal. Haz variaciones según el website

De poco sirve que la contraseña sea segura si utilizamos la misma en todas las páginas web. Puedes crear algún tipo de regla según el sitio que visites. Si, por ejemplo, estás abriendo Facebook, puedes añadir la primera palabra que se te venga a la cabeza como "Zuckerberg" o "inseguridad", y añadirla al final de la contraseña. Es importante que tengas una contraseña distinta para cada sitio web, ya que así será bastante más complicado que alguien tenga acceso a la misma, al solo poder obtenerla de un site.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio