Una nueva ley australiana permite a la policía acceder a cuentas de redes sociales e incluso publicar si cree que hay actividad delictiva

Una nueva ley australiana permite a la policía acceder a cuentas de redes sociales e incluso publicar si cree que hay actividad delictiva
8 comentarios

El Parlamento Federal de Australia ha aprobado una nueva ley mediante la que las autoridades tiene nuevos poderes en cuanto a la vigilancia de la ciudadanía a través de internet y de sus cuentas en redes sociales.

El objetivo de la nueva regulación es hacer frente a las actividades delictivas graves que se dan por internet, según la versión oficial y en la práctica esto se traduce a que las autoridades tienen más poder para acceder a las cuentas de redes sociales.

El poder de acceder a una cuenta sin consentimiento

australia

Concretamente, esta ley otorga a la Policía Federal Australiana y a la Comisión Australiana de Inteligencia Criminal el derecho de, entre otros asuntos, tomar el control de la cuenta en línea de una persona para reunir pruebas sobre delitos graves sin su consentimiento, así como añadir, copiar, borrar o alterar material de la cuenta si es "para interrumpir la actividad delictiva y recopilar información de las redes en línea".

Las nuevas órdenes judiciales autorizan a la policía a hackear los ordenadores personales y las redes de presuntos delincuentes, a hacerse con el control de sus cuentas e identidades en línea y a interrumpir sus datos.

Abarca una gran cantidad de delitos:primera polémica

Una de las principales polémicas de esta decisión de acuerdo con el partido Laborista, el que está en la oposición es que esta medida puede llevarse a cabo para abarcar muchos crímenes menores.

Según Kristina Keneally, Senadora australiana del mencionado partido de la oposición, "se trata de un enfoque demasiado amplio que abarca demasiados delitos menores" y su partido está de acuerdo con la medida siempre que se limite a delitos dentro de estos aspectos: abusos y explotación de menores, el terrorismo; venta de drogas ilícitas; tráfico de personas; robo de identidad y fraude; y asesinatos y distribución de armas.

La ministra del Interior de Australia, Karen Andrews, considera que con estos cambios "las autoridades dispondrán de más herramientas para perseguir a las bandas de delincuencia organizada para mantener las drogas fuera de nuestras calles y de nuestra comunidad".

Desde el partido de los Verdes, minoritario en un país con un fuerte bipartidismo, han acusado a ambos grupos políticos de estar "completamente de acuerdo entre sí" mientras van camino de un "estado de vigilancia".

Desde este grupo han dicho que en la práctica "esta ley permitiría a las agencias de espionaje modificar, copiar o borrar tus datos con una orden de interrupción de datos; recopilar información sobre tus actividades en línea con una orden de actividad en la red; también pueden apoderarse de tus redes sociales y otras cuentas y perfiles en línea con una orden de toma de posesión de cuentas".

No hace falta la orden de un tribunal superior: segunda polémica

Otro asunto que la oposición ha criticado de la nueva ley es que para llevar a cabo estas acciones policiales en las cuentas de redes sociales de ciudadanos no hace falta una orden de un tribunal superior.

Estas órdenes pueden ser emitidas por un miembro del Tribunal Administrativo de Apelación. Este órgano en Australia es una entidad que proporciona una revisión a diferentes decisiones administrativas tomadas por el Gobierno australiano.

De acuerdo con Lidia Thorpe , del Partido de los Verdes, ni siquiera está claro en el texto, que sea necesarias estas órdenes señalando que la ley "no identifica claramente" este aspecto.

Medidas polémicas en cuanto a vigilancia en Australia

australia

La mención sobre el estado de vigilancia no es la primera vez que se pone sobre la mesa en Australia. Varias medidas tomadas en los últimos años han sido polémicas.Australia es una país conocido por las restrictivas leyes.

En 2018 publicamos sobre un texto propuesto por el Gobierno y la oposición para aprobar una ley que rebajaba o eliminaba el cifrado en las comunicaciones, de la que luego se llegaron a arrepentir parcialmente.

En el año 2019, la oposición laborista y la coalición liberal-nacional se unieron en la aprobación de una ley para luchar contra los contenidos violentos y extremistas en las redes sociales y permite al gobierno la capacidad de responder cuando una red social como Facebook permita que contenidos con violencia se transmita y reproduzca durante mucho tiempo en la plataforma.

En todo esto, el gobierno del país ha tenido varias disputas con gigantes de internet como Google y Facebook. Incluso, la red de Mark Zuckerberg ha llegado a bloquear cualquier noticia dentro del país. Algo que ya encontró una solución.

Temas
Inicio