Publicidad

La primera 'release candidate' de PowerShell 7 llegará en diciembre con varias novedades

La primera 'release candidate' de PowerShell 7 llegará en diciembre con varias novedades
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Desde el lanzamiento de Windows Vista, el sistema operativo de Microsoft ha venido incluyendo un software llamado PowerShell, una potente consola avanzada destinada a administradores de sistemas (o, más bien, todo un framework de gestión de configuración y automatización de tareas con su propio lenguaje de scripting incluido).

A partir de la versión 5.1, lanzada en 2016, el desarrollo de PowerShell se bifurcó entre una versión de código abierto y multiplataforma, disponible también para Linux y MacOS (PowerShell Core) y el tradicional Windows PowerShell. Ahora, PowerShell Core está a punto de lanzar su séptima versión estable.

Nueva versión estable para enero de 2020

Su equipo de desarrolladores anunció la semana pasada la sexta versión preliminar de PowerShell 7, y el inminente lanzamiento de la primera versión 'Release Candidate'. Si no se detectaran problemas de funcionamiento, ésta se convertiría en la versión definitiva, que se espera que esté disponible para descargar a lo largo del mes de enero.

Esta séptima versión será, según ha anunciado Microsoft, la primera "Long Term Servicing release" de este software, lo que significa que estará pensado para cambios de versión más espaciados y, como consecuencia de ello, para un soporte oficial más extendido en el tiempo.

Cambios de la nueva versión

Uno de los principales objetivos de esta nueva versión de PowerShell 7.0 es cerrar la brecha que venía separando a PowerShell Core de Windows PowerShell en lo que respecta al catálogo de cmdlets (pequeños scripts ya elaborados para funciones muy concretas), mucho más amplio hasta ahora en la versión sólo-Windows.

Con respecto a la nueva versión, el blog del equipo de desarrollo explica que han podido "traer de vuelta muchos cmdlets ya existentes en Windows PowerShell 5.1, gracias al uso de la tecnología .NET Core 3". Han mejorado también la importación de módulos propios de Windows PowerShell.

A su vez, los usuarios de PowerShell en Linux y MacOS también ven mejorada su funcionalidad: hasta ahora, era posible que al usar el comando 'ls -l' (que muestra un listado completo de archivos en un directorio), se perdiera información adicional de su sistema de ficheros, aspecto que se soluciona en esta nueva versión.

Entre otras características incluidas en esta nueva versión de PowerShell cabe destacar las siguientes:

  • La introducción de operadores de 'pipelines', que permiten la ejecución condicional de comandos dependiendo del éxito del comando anterior.

  • Un nuevo operador de asignación nula ("$ null"), que nos permite verificar si una variable o propiedad es o no nula.

  • Un comando nuevo que muestra información más completa sobre los errores en el código (Get-Error) y otro recuperado que muestra los parches ya instalados (Get-HotFix).

  • La posibilidad de omitir la comprobación de errorers HTTP en los cmdlets web.

Vía | PowerShell & TechRepublic

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir