Proliferan los falsos instaladores de Windows 11 que llenarán de malware nuestro PC, advierte Kaspersky

Proliferan los falsos instaladores de Windows 11 que llenarán de malware nuestro PC, advierte Kaspersky
8 comentarios

Queda cada vez menos para el lanzamiento de Windows 11 (anunciado para el próximo mes de octubre), y crece la expectación de los usuarios por poder probar el nuevo sistema operativo de Microsoft directamente en sus propios equipos.

Sin embargo, las builds preliminares de W11 sólo están, por ahora (y siempre y cuando contemos previamente con una instalación legal de Windows 10), disponibles mediante inscripción en el programa Windows Insiders o en la web UUP Dump.

De modo que, para los usuarios no-insiders que estén buscando descargarse una ISO sin más complicaciones, surge la fuerte tentación de intentar burlar a Microsoft haciéndose con instaladores de Windows 11 mediante otros medios 'menos oficiales'.

Y, como suele ocurrir en estos casos, recurrir a esta clase de soluciones suele conllevar no sólo instaladores que no funcionan, sino también una puerta de entrada a todo tipo de malware.

El falso instalador contra el que advierte Kaspersky

La firma de ciberseguridad Kaspersky ha advertido, precisamente, de la proliferación de esta clase de instaladores falsos que buscan aprovechar el interés de los usuarios por el nuevo Windows para infectar el mayor número posible de equipos.

Y ha puesto como ejemplo paradigmático de esta clase de instaladores el fichero "86307_windows 11 build 21996.1 x64 + activator.exe", que ya circula por diversas webs y redes.

El nombre de este fichero induce a pensar que estamos descargando Windows 11 en su compilación 21996.1 y que, además, estamos obteniendo en el mismo pack un 'activador' que nos evite tener que pagar la licencia del SO a Microsoft.

Unamos a eso su peso de 1,75 Gb (aunque en realidad sea de menos de la mitad que el de la ISO real) y el aspecto perfectamente normal de su instalador, y nada debería hacernos dudar —en un primer momento— de que estamos bajando Windows 11.

Sin embargo, como advierten los investigadores de Kaspersky, este instalador no hace sino descargar un segundo instalador que se presenta a sí mismo como un 'gestor de descargas' y que, en un momento dado nos pedirá que aceptemos un acuerdo de licencia.

Licencia

Sí, hablamos de ese largo texto legal que todos tendemos a no leer y que solventamos clicando en 'Aceptar'. Sin embargo, este acuerdo de licencia indica al lector atento que instalará en nuestro equipo nuevo software que define como "ofertas adicionales de nuestros patrocinadores".

Por supuesto, todo lo que recibirá nuestro sistema a partir de ese momento será una amplia gama de programas maliciosos, desde adware molesto pero relativamente inofensivo hasta exploits y software de robo de contraseñas.

Vía | Kaspersky

Imagen | Kaspersky

Temas
Inicio