Rusia empieza a prepararse ante una posible desconexión forzosa de Internet: así quiere dejar de depender de servicios extranjeros

Rusia empieza a prepararse ante una posible desconexión forzosa de Internet: así quiere dejar de depender de servicios extranjeros
6 comentarios

Una circular dirigida por el Ministerio de Estadística ruso a todas las autoridades federales y regionales de la Federación Rusa a tomar una serie de medidas relacionadas con infraestructura web que muchos interpretan como un primer paso para preparar al país para una serie de escenarios futuros que incluyen la eventual desconexión del Internet global, una medida recientemente solicitada por Ucrania a la ICANN.

Para ello, según afirma el medio ruso Kommersant, el gobierno ruso ha ordenado —junto a medidas enfocadas a reforzar la seguridad frente a ciberataques— "abandonar los hostings extranjeros", hacer uso de direcciones .ru y empezar a hacer uso de servidores DNS localizados en Rusia antes de que pasen 4 días.

Junto a eso, se especifica que las webs estatales deberán dejar de utilizar recursos localizados en servidores extranjeros (desde banners y contadores hasta código JavaScript, lo que excluye el uso de herramientas como Google Analytics).

Puede parecer extraña la mención a algo tan concreto como el código JavaScript que se ejecuta en el lado del cliente, pero su sustitución selectiva en los servidores extranjeros de origen (tanto por gobiernos enemigos como por cibercriminales) podrían facilitar el hackeo de equipos de usuarios rusos que visiten dichas webs.

Actualmente, la mayoría (86%) de los sistemas de seguimiento utilizados en las aplicaciones móviles del gobierno ruso pertenecen a empresas bajo la jurisdicción estadounidense, como Google y Facebook

En declaraciones a Kommersant, el Ministerio de Estadística explicó que a continuación serán las empresas rusas las que reciban instrucciones similares a las ya citadas:

"Nos estamos preparando para garantizar que los ciudadanos tengan acceso a los recursos rusos en una serie de diferentes escenarios. La circular a las agencias gubernamentales establece un conjunto de recomendaciones simples sobre higiene cibernética que ayudarán a organizar de manera más efectiva el trabajo para proteger nuestros recursos del tráfico malicioso, mantener funcionando los servicios online y retener el control sobre los nombres de dominio".

En un contexto en el que Rusia no sólo está amenazada por la decisión que tome la ICANN con respecto a la petición ucraniana, sino que también se está viendo afectada por el veto a usuarios rusos de populares compañías privadas occidentales de servicios online (como el proveedor de dominios y alojamiento web Namecheap), el objetivo ruso es dejar de depender del exterior para dar acceso a sus servicios web dentro de sus fronteras.

RuNet, la gran intranet rusa

El gobierno ruso niega tener planes de 'apagar Internet' dentro del país, pero afirma estar dispuesta a poner en marcha RuNet (su propia versión del Gran Cortafuegos chino) para convertir el Internet ruso en una gran intranet no dependiente del extranjero… algo que no podrán llevar a cabo mientras —como ocurre ahora— sus webs dependan de dominios, alojamientos y código JavaScript localizado fuera de dicha intranet.

RuNet ya fue puesta a prueba durante varios periodos de algunas horas a lo largo de diciembre de 2019. Entonces, el gobierno ruso aseveró que "tanto las autoridades como los operadores de telecomunicaciones están preparados para responder eficazmente a los posibles riesgos y amenazas y asegurar el funcionamiento de Internet y la red unificada de telecomunicaciones en Rusia."

Sin embargo, en septiembre de 2021, la estructura de RuNet generó diversos problemas de conexión a los usuarios rusos de algunos de los principales servicios online, desde World of Tanks a BitTorrent, pasando por Twitch, se cree que como resultado de una mala configuración en el bloqueo de servicios VPN, decretada unos meses antes.

Temas
Inicio