Rusia multa a Google (ahora con más de 361 millones de euros) por no retirar de YouTube vídeos "extremistas"

Rusia multa a Google (ahora con más de 361 millones de euros) por no retirar de YouTube vídeos "extremistas"
3 Comentarios

No es la primera vez que Google ha tenido problemas con Rusia en lo que respecta a YouTube. Y es que tras la invasión de Rusia hacia Ucrania, el panorama no deja de empeorar en todos los sentidos. Hace casi un mes, el gobierno de Putin multaba a Google por difundir información "poco confiable" en la plataforma, concretamente una multa de 1,2 millones de dólares. Ahora el suceso se repite con una cifra todavía aún mayor.

Según afirman desde Reuters, Rusia ha impuesto una multa de 21.100 millones de rublos a Google (más de 361 millones de euros) por no eliminar los vídeos que se pedían anteriormente, los cuales según el gobierno de Putin, "atentaban contra las leyes del país". Según Rusia, estos vídeos promovían "el extremismo y terrorismo", así como supuesta falsa información acerca de la guerra en Ucrania.

Cuando la censura acecha sin tapujos

Las sanciones comerciales y económicas impuestas a Rusia hizo que el gobierno de Putin contrarrestara estas medidas a través de estrategias como las que hemos mencionado con Google, es decir, afrontando el corte de fondos de terceros países por medio de las grandes empresas extranjeras alojadas en el país.

El organismo de control de las telecomunicaciones en Rusia, Roskomnadzor, ya avisaba de que las sanciones hacia Google podrían ir a más si la compañía no retiraba los más de 7.000 vídeos que les pedían. No obstante, el servicio aún tiene la suerte de seguir operando en el país, algo que no podrían decir empresas como Twitter o Meta, donde plataformas como Facebook e Instagram han sido completamente bloqueadas.

Aún no está claro si Google acabará cediendo ante las sanciones, por el momento se mantiene en silencio. Dicha compañía, así como otras tantas que cuentan con negocios en el país, están teniendo grandes dificultades para operar allí. De hecho, en mayo, Google firmaba oficialmente el estado de bancarrota en su filial rusa, moviendo a todos sus trabajadores a otras sedes. Sin embargo, desde el gigante tecnológico aseguraban que, sus servicios gratuitos seguirían funcionando en el país.

Temas
Inicio