Compartir
Publicidad

Lo sospechábamos, poner filtros no le impide a los más jóvenes acceder a porno online y además es muy caro

Lo sospechábamos, poner filtros no le impide a los más jóvenes acceder a porno online y además es muy caro
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una investigación realizada por el Instituto de Internet de Oxford en Reino Unido determinó que los filtros en Internet casi nunca funcionan para alejar a los adolescentes de la pornografía en linea.

Aunque para algunos suene como a descubrir que el agua moja, el estudio fue hecho poco después de que el gobierno haya decidido implementar un filtro anti-porno para aplicar en toda la nación y que seguramente terminará fracasando. Es como ponerle puertas al campo.

De hecho, Reino Unido decretó como ley que a partir de 2018 los menores de 18 años tienen que demostrar su edad para poder acceder a páginas porno. Las webs como Pornhub se bloquearían por los diferentes operadores del país y requerirían que el usuario incluya una forma de pago para identificarse y poder acceder.

Una medida, que cómo comprueba esta investigación, es bastante inútil, pues una búsqueda en Google, algún torrent, VPN, proxy, o mil cosas más, te permiten saltarte esos filtros.

Los filtros son caros, pueden terminar censurando información legítima y además no funcionan

Los investigadores, Victoria Nash y Andrew Przybylski explican que es importante considerar la eficacia de los filtros e Internet, pues son costosos tanto a la hora de desarrollar como de mantener, y pueden ser saltados de forma sencilla gracias a las nuevas formas de compartir contenido.

Además de esto, les preocupa que terminen violando derechos humanos, puesto que esos filtros pueden llevar a bloquear de más, y terminan impidiendo el acceso a los más jóvenes a información legítima sobre salud y relaciones.

El estudio en cuestión examino casi 20.000 sujetos, 9.352 hombres y 9.357 mujeres de la Unión Europea y Reino Unido, y encontró que casi el 50% está sometido a algún tipo de filtro online en su casa, y a pesar de los filtros instalados, todos vieron aproximadamente la misma cantidad de porno.

La conclusión de los autores es que las herramientas de filtrado no juegan un rol significativo a la hora de proteger a los menores del contenido sexual explícito. Básicamente, es más importante padres que supervisen lo que hacen sus hijos, a gastar dinero en un software de control que poco o nada hace.

En Genbeta | No es Black Mirror, es una nueva estafa que amenaza con filtrar tus vídeos masturbándote si no pagas en Bitcoin

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos