Publicidad

La 'tasa Google' a las grandes tecnológicas queda en el aire tras el adelanto de las elecciones generales

La 'tasa Google' a las grandes tecnológicas queda en el aire tras el adelanto de las elecciones generales
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La negativa del Congreso de los Diputados a sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado promovidos por el presidente Pedro Sánchez y su equipo ha obligado al Gobierno a tomar la decisión de acabar con la legislatura prematuramente y convocar elecciones generales el próximo 28 de abril.

Con los últimos compases del mandato más corto de la historia democrática española —hace ocho meses y medio que el secretario general de los socialistas llegó a La Moncloa— quedan en el aire numerosas iniciativas concretadas tanto en las cuentas que el Ejecutivo no ha podido sacar adelante como en proyectos de ley que estaban tramitándose en la Cámara Baja.

La disolución de las Cortes provocará que decaiga la tramitación parlamentaria de proyectos de ley como la tasa Google

Y entre estas iniciativas está la controvertida tasa Google.

La tasa Google se queda en un limbo

Congress 525676 1280 1

Hace casi un mes, el Consejo de Ministros daba luz verde a dos nuevos proyectos de ley sobre nuevos impuestos: uno de ellos era la tasa Google. El otro, la tasa Tobin. Mediante el gravamen pensado para las grandes tecnológicas, el que lleva el nombre de la multinacional de Mountain View, se espera el ingreso de de 1.200 millones de euros en las arcas públicas.

Sin embargo, antes de poder entrar en vigor, el nuevo impuesto debía ser registrado en el Consejo de los Diputados para su posterior tramitación como proyecto de ley. En este proceso se requería la aprobación expresa tanto de la Cámara Baja como de la Cámara Alta, el Senado, al margen de la aprobación o no de los Presupuestos Generales del Estado.

Se esperaba que la tasa Google fuese aprobada por Congreso y Senado en el mes de junio para entrar en vigor en octubre

Con el adelanto electoral estos trámites parlamentarios no serán posibles. La convocatoria de elecciones generales para el 28 de abril implica que el presidente del Gobierno disuelva las Cortes Generales 54 días antes de la mencionada fecha, lo que implica la suspensión de la actividad parlamentaria el 5 de marzo.

Lo que estaba previsto, antes de que el rechazo a las cuentas públicas del Gobierno provocase lo que hoy ha anunciado Pedro Sánchez tras un Consejo de Ministros extraordinario, era que tanto la tasa Google como la tasa Tobin, la que hubiese gravado las transacciones financiera, hubiesen tenido un proceso de tramitación parlamentaria de unos tres meses. La idea, si todo salía como se esperaba, era que ambas figuras tributarias fuesen aprobadas por Congreso y Senado en el mes de junio, entrando en vigor en octubre.

Finalmente no podrá ser así y el impuesto sobre determinados servicios digitales que gravava el negocio relacionado con la publicidad dirigida, la intermediación y la venta de datos, la tasa Google, quedará en el aire a la espera de un nuevo Congreso de los Diputados, un nuevo Senado y un nuevo Gobierno. No obstante, para asuntos que el Ejecutivo considera imprescindibles, no descartan emplear la vía del real decreto ley en estos últimos días de mandato.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir