El Tribunal Supremo permite llamar “hijos de puta” a empresas en Internet: así es este caso de libertad de expresión vs derecho al honor

El Tribunal Supremo permite llamar “hijos de puta” a empresas en Internet: así es este caso de libertad de expresión vs derecho al honor
8 comentarios

El Supremo se ha marcado un tanto a favor de la libertad de expresión en su última sentencia. Las empresas Iberhome 2015 y Bennu Agmc recibieron en un foro de Listaspam una larga lista de insultos, insultos los cuales han sido razón para llevar este caso a la justicia.

La decisión final del Tribunal Supremo ha sido revelada a través del medio Público, donde se pueden ver y descargar las 25 páginas que desde la Sala de lo Civil han escrito a favor de la defensa y del Ministerio Fiscal.

Ambas empresas se dedican al telemarketing, ofreciendo productos tales como libros o electrodomésticos, según mencionan en el medio. En una sección dedicada a denuncias ante un número de teléfono en concreto, se podían apreciar insultos tales como "engañabuelos”, "estafadores de mierda", "sinvergüenzas", "hijos de puta", "basura", "chusma", "timadores", "impresentables", y un largo etcétera. Todo ello debido a las supuestas prácticas abusivas que dichas empresas realizaban mientras vendían sus productos.

Una sentencia que apoya la libertad de expresión

En la sentencia se exponen los métodos que utilizaban estas empresas:

"Abordar a personas vulnerables, en su mayoría ancianos, en su domicilio, ofreciéndoles regalos por los que después exigían el pago de gastos de envío, y logrando, que posteriormente adquirieran otros artículos, generalmente colecciones de libros a precio elevado para lo que les compelían a firmar un crédito que superaba con creces el importe financiado"

En el foro se apreciaba la desesperación de varios de estos clientes por medio de insultos que hacían referencia a dichas prácticas.

El Supremo sentencia así que en este caso la libertad de expresión prevalece frente al derecho al honor, por lo que ha permitido todos los insultos del foro en referencia a dichas empresas. Al existir un contexto de "alarma social" en cuanto a este tipo de prácticas comerciales y un "interés general", la intensidad de la protección del derecho al honor es menor.

Aunque El Tribunal Supremo reconoce que en la larga lista se pueden encontrar "comentarios altamente descalificatorios", éstos no han sido escritos "por simple placer", sino que en todos ellos "reprueban" la prácticas abusivas a las que se hacen referencia.

Otros casos similares en España

No es la primera vez que vemos casos en los que la libertad de expresión está en juego. Generalmente las sentencias del Supremo han ido en contra de ella, pero algunos ejemplos han hecho que el Tribunal haya podido cambiar su doctrina. como es el caso de la multa impuesta al portal Menéame por los insultos a un concejal del PP, caso que el Constitucional admitió a trámite para su modificación. Desde luego bien les podrá servir esta última sentencia para aclarar lo sucedido.

Meneame

Otro ejemplo es aquel que involucraba a un usuario del portal nuevosvecinos.com, quien hacía una simple crítica de una vivienda y que acabó procesado por un "posible delito de injurias". No obstante, la Audiencia Provincial desestima el caso priorizando la libertad de expresión.

Como estos casos podemos encontrar cientos de ellos hoy día. El debate de la libertad de expresión siempre se ha encontrado entre unas líneas muy difusas, más en esta era de la información.

Temas
Inicio