Publicidad

Cinco plataformas online que nos permiten dar clase desde casa

Cinco plataformas online que nos permiten dar clase desde casa
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

La pandemia de coronavirus ha condenando, por desgracia, al cierre temporal de colegios y universidades en toda España para evitar nuevos contagios. Esto no significa que los profesores estén de vacaciones y, de hecho, en muchos casos las instituciones se está planteando recurrir a las clases online para evitar retrasos insalvables en la impartición del programa docente.

Pero, ¿a qué clase de herramientas baratas (o, directamente, gratis) y sencillas de usar pueden recurrir los profesores para estructurar en poco tiempo esta nueva modalidad de clases? Desde Genbeta tenemos algunas sugerencias:

GoToWebinar

GoToWebinar es una de las herramientas más populares y sencillas para crear webinars (seminarios web). Es compatible con Windows y Mac... además de con Android y iOS (lo sentimos por los linuxeros). Facilita el envío de e-mails antes y después de la realización de los webinars.

Destaca por funcionalidades como la de dar la opción de crear sondeos y encuestas en vivo y la de permitir la compartición de archivos, presentaciones, así como de vistas de las aplicaciones de escritorios o una vista general de la pantalla.

Aunque la forma habitual de participación en los webinars es a través de chat, GoToWebinar permite también interrogar al ponente mediante voz, si éste así lo configura. Más aún: permite seguir el audio del webinar por teléfono, a precio de llamada local.

Además, nos da la opción de grabar el webinar (tanto localmente como en la nube) mientras se lleva a cabo, para poder así después subir la clase o fragmentos de la misma a plataformas como YouTube.

Sólo tiene dos pegas. La primera es que obliga a los participantes a instalar software extra en sus equipos, la segunda su precio: 89 euros mensuales (aunque el ciclo de facturación es anual) por una audiencia máxima de 100 participantes, que sube a 199€ cuando la cifra de participantes máxima asciende a 500. Cuenta, eso sí, con una versión de prueba de 7 días.

Alternativa a GoToWebinar: Adobe Connect

Zoom

Zoom

Zoom es otra de las herramientas pujantes en el campo de los webinars, con la diferencia de que también se usa para videollamadas, como sustituto de Skype y programas similares. En Zoom cada sesión tiene una ID, que nos permite unirnos a ella tanto recurriendo al programa de escritorio como desde la interfaz web.

Permite programar reuniones y establecer recordatorios, grabar las sesiones de clase en local, compatir pantalla, mostrar 'modo lado a lado' (a un lado imagen de la webcam, al otro pantalla compartida), mostrar una pizarra virtual en la que escribir o dibujar, y establecer un 'fondo virtual'. Esto último significa que podremos colocar una imagen digital detrás de nosotros sin necesidad de usar croma (aunque sí necesitaremos que el color de la pared sea uniforme).

Todo esto queda complementado con completas herramientas de chat (que permite establecer, por ejemplo, si las preguntas por esta vía serán públicas o privadas) y de gestión de participantes (que permite desde expulsar a uno de ellos de la sesión a mostrar su señal de vídeo para que intervenga).

La opción gratuita permite reuniones grupales de hasta 100 participantes durante 40 minutos, y reuniones de 1 a 1 ilimitadas. Si se nos queda corto, la primerade las versiones de pago (la Pro) cuesta sólo 14 euros al mes y aumenta el límite de tiempo de las sesiones grupales hasta las 24h. Una de sus funcionalidades premium más destacadas es la posibilidad que nos proporciona de emitir en directo a través de Facebook Live y YouTube.

Curiosidad: las acciones de Zoom, como las de Netflix, han sido de las pocas que han subido desde que empezó la crisis del coronavirus.

Alternativa a Zoom: Join.Me

Jitsi

Jitsi

Jitsi es una aplicación de videoconferencia y mensajería instantánea multipaltaforma, gratuita y de código abierto que, además, puede usarse recurriendo únicamente al navegador, sólo con entrar a http://meet.jit.si y crear un 'meeting', sin límite de participantes.

Luego, sólo tendrás que compartir la URL del mismo para sumar participantes a la videoconferencia (es posible, también, establecer una contraseña para que no se 'cuele' nadie); la interfaz puede ser configurada en español. Y podremos grabar toda la sesión subiéndola a Dropbox.

Cuenta con funciones para compartir tanto la pantalla completa como una ventana de aplicación, así como un pestaña del propio navegador. Ofrece un chat de texto, como las aplicaciones anteriores, y una función que agradecerán los que usen Jitsi como sustituto de las clases presenciales: "Levantar/Bajar la mano", para pedir permiso para intervenir.

Microsoft Teams

Teams

Si no queremos centrarlo todo en el audio y el vídeo (aunque sin descartar su uso) y preferimos contar en su lugar con una herramienta colaborativa que se centre en la comunicación escrita y en la compartición de documentos, puede ser muy útil contar con un software como Microsoft Teams, la aplicación para equipos de trabajo de Office 365.

Los documentos compartidos pueden abrirse desde la propia aplicación, lo que evita depender de herramientas de terceros y, al mismo tiempo, facilita la corrección de trabajos. Además, permite crear varias salas de chat de temáticas diferenciadas, y que cada usuario (estudiante) participe sólo en algunas de ellas.

La versión gratuita de Teams permite hasta 300 usuarios, búsqueda ilimitada de los mensajes antiguos y 10 Gb de almacenamiento para archivos y documentos. Cuenta, además, con integración para casi dos centenares de aplicaciones de terceros.

Alternativa a Microsoft Teams: Slack

Moodle / MoodleCloud

Moodle

Aquí ya llegamos al ámbito de los clásicos gestores de contenido para e-learning, entre los que el más popular es, sin duda alguna, Moodle: herramienta gratuita y de software libre, cuenta con una amplísima comunidad en torno a él, lo que nos garantiza software complementario y documentación a toneladas.

Moodle permite configurar numerosos perfiles de usuario en torno a los roles de administrador, profesor, alumno, personalizando a qué áreas de la plataforma tienen acceso cada uno.

Lo habitual es estructurar nuestro Moodle en cursos, cada uno de ellos con lecciones, áreas para realización de actividades y entrega de trabajos (es especialmente útil para llevar un control de las calificaciones de cada usuario) y foros, wikis, etc.

Pero en, realidad, casi cualquier cosa que esperes ver implementada en una plataforma de e-learning, Moodle lo traerá de serie o contará con la opción de instalarlo (sí, también las videoconferencias y webinarios, gracias a plugins como BlueJeans o BigBlueButton).

Moodle, en principio, es un software que tendremos que instalar nosotros mismos en un servidor web apropiado que hayamos montado o comprado, pero existe un servicio web, llamado MoodleCloud, que nos permitirá disponer de la potencia de Moodle sin necesidad de contar con conocimientos de administración de servidores. Eso sí, si optamos por la versión gratuita de esta plataforma las funciones complementarias estaás limitadas (sí contaremos con BigBlueButton), así como el número de usuarios (50, como máximo).

Alternativa a Moodle: Chamilo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios