Publicidad

Esta nueva herramienta de Google te permite traducir antiguos jeroglíficos egipcios y escribir con ellos

Esta nueva herramienta de Google te permite traducir antiguos jeroglíficos egipcios y escribir con ellos
2 comentarios

Esta semana, cuando se cumple el aniversario del descubrimiento de la piedra de Rosetta en 1799, Google ha presentado una nueva herramienta que emula en su función a la antigua estela egipcia. La misión de Fabricius, así se llama, es desentrañar los misterios de los antiguos jeroglíficos egipcios.

Esta piedra de Rosetta digital, enmarcada dentro de la iniciativa Google Arts & Culture Lab Experiment, hace accesible para todos el sistema de escritura que hace más de 4.000 años usaban los antiguos egipcios para dejar constancia de sus historia, aunque solamente unos pocos supiesen escribirlo y leerlo.

Fabricius nos acerca el mundo de los antiguos jeroglíficos egipcios a través del aprendizaje, el juego y la investigación académica

Fabricius, un traductor de jeroglíficos egipcios

Fabricius permite acercarnos a los antiguos jeroglíficos egipcios a través de tres interesantes vías: el aprendizaje, el juego y la investigación académica.

Para aprender el sistema de escritura del Antiguo Egipto, familiarizándonos con él, esta herramienta de Google nos ofrece una breve introducción educativa que nos muestra cómo funcionan estos míticos jeroglíficos en seis fáciles pasos.

"La forma más fácil de entender los jeroglíficos es imaginar que son el equivalente egipcio antiguo de los 'emojis'"

El juego consiste en traducir y escribir nuestros propios mensajes como si fuésemos antiguos egipcios. Y nos dan una premisa para interiorizar su funcionamiento: "La forma más fácil de entender los jeroglíficos es imaginar que son el equivalente egipcio antiguo de los emojis". No existe una traducción a todo lo que vayamos a escribir, por lo que hay que echarle imaginación y tratar de adaptar nuestro mensaje al vocabulario, por llamarlo de algún modo, disponible.

Finalmente, Fabricius sirve a los investigadores. Como explican desde Google, este proyecto incluye la primera aplicación digital —que también se está lanzando como código abierto para apoyar los avances en el estudio de las lenguas antiguas— que decodifica los jeroglíficos egipcios construidos sobre el aprendizaje automático. Específicamente, funciona empleando tecnología AutoML de Google Cloud, AutoML Vision, empleada para crear un modelo de aprendizaje automático que es capaz de dar sentido a lo que es un jeroglífico.

Fabricius, por cierto, lleva el nombre del padre de la epigrafía, Georg Fabricius. La herramienta está disponible en inglés y árabe.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios