Publicidad

Intel por fin permite actualizar sus drivers gráficos en Windows 10 sin causar problemas ni tener que esperar a los fabricantes

Intel por fin permite actualizar sus drivers gráficos en Windows 10 sin causar problemas ni tener que esperar a los fabricantes
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los componentes para los que Intel lanza drivers o controladores pueden llegar a ser multitud en nuestros equipos. Entre ellos, de los más importantes son los drivers gráficos, que permiten optimizar el funcionamiento de sus chips gráficos integrados.

La compañía norteamericana los actualiza regularmente, pero hasta ahora el problema era que eran los fabricantes de nuestros equipos, portátiles o sobremesa, los que tenían que integrar las novedades genéricas de Intel en paquetes personalizadas. El usuario podía descargar los de Intel por su cuenta e instalarlos, pero las modificaciones de los fabricantes se sobrescribían, lo que podía causar daños.

Ahora Intel, según lemos en Windows Central, ha anunciado que los drivers gráficos han sido desbloqueados, por lo que los usuarios son libres de instalarlos en los equipos con Windows 10 sin causar conflictos o sobrescribir las modificaciones de los fabricantes.

Intel desbloquea sus drivers gráficos de Fall Creators Update en adelante

Restaurar Windows

En las notas de la actualización de los primeros drivers de Intel que han sido desbloqueados ayer día 27, correspondientes a la versión 26.20.100.8141, la compañía explica el motivo de haberlos liberado ahora:

"Escuchamos lo mucho que nuestros usuarios quieren la libertad de actualizar sus sistemas a nuestros controladores de gráficos genéricos que se publican regularmente y habilitar nuestras últimas mejoras, actualizaciones de características y correcciones de los juegos. A partir de este lanzamiento, los controladores de gráficos Intel DCH están ahora desbloqueados para actualizar libremente entre los controladores del fabricante del ordenador (OEM) y los controladores de gráficos genéricos de Intel en el Centro de descargas".

Sin embargo, esta libertad no llegará a cualquier equipo. Para poder instalar estos drivers desbloqueados, los usuarios tendrán que contar con un equipo que cuente con un procesador de, al menos, la sexta generación de procesadores de Intel, y Windows 10 Fall Creators Update. Lo segundo no será un problema en prácticamente ningún caso, teniendo en cuenta que Microsoft obliga a actualizar a las últimas versiones de Windows 10 en la mayoría de equipos.

Como también explica la compañía, aunque instalemos manualmente las actualizaciones desbloqueadas, las de los fabricantes seguirán llegando sin problemas vía Windows Update, y realizando mejoras complementarias a las lanzadas por Intel. Las mejoras instalando la actualización afectarán a los juegos 'Gears Tactics' y 'XCOM: Chimera Squad'. Intel garantiza así que son jugables en chips que tengan gráficos Intel Iris Plus o superiores. Por otra parte, recuerda que existe una aplicación de Intel para Windows 10 que permite optimizar el rendimiento de videojuegos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios