Hemos probado la nueva app de WhatsApp para Windows 10 y 11: todas sus novedades y funciones a mejorar

Hemos probado la nueva app de WhatsApp para Windows 10 y 11: todas sus novedades y funciones a mejorar
9 comentarios

Recientemente pudimos ver que en la Microsoft Store ya podíamos descargar la nueva aplicación de WhatsApp para Windows 10 y 11. Si bien aún se encuentra en beta, esta aplicación es especial, ya que trabaja de forma nativa siendo UWP, y nos permite utilizarla aunque el teléfono que esté vinculado a ella esté apagado o fuera de cobertura.

Nosotros hemos estado un tiempo probándola y en este artículo os mostramos algunas de las características que más nos han llamado la atención de ella. Y es que parece que al fin contaremos con una experiencia a la altura con WhatsApp en nuestro PC.

La importancia de que sea una experiencia nativa

WhatsApp Beta, nombre que se le ha dado por el momento, es una aplicación UWP (Universal Windows Platform), al igual que WhatsApp Desktop, que se trata de la versión que conoce todo el mundo. Sin embargo, hay un detalle fundamental que las diferencia la una de la otra. Y es que esta nueva aplicación funciona de forma nativa, mientras que WhatsApp Desktop utiliza como base la versión web de la plataforma.

Que esta aplicación nos ofrezca una experiencia nativa dota a la plataforma de multitud de ventajas. La primera de ellas, claro está, tiene que ver con su rendimiento. Y es que ahora la aplicación funciona de manera excepcional, siendo rápida, sencilla, y más eficiente.

whatsapp

En comparación a WhatsApp Desktop, la cual estaba desarrollada en el framework de Electron y acarreaba todos los elementos de su versión web, esta nueva aplicación se integra perfectamente en el sistema operativo, con todos sus pros y contras que esto conlleva. Pero lo mejor de todo, es que WhatsApp ahora consume bastante menos RAM que su versión web, pudiendo estar a la altura de apps como Telegram.

Se puede usar incluso con el teléfono apagado

Una de las funciones que ha tardado en llegar, pero que ha llegado al fin, es la posibilidad de utilizar WhatsApp aunque el teléfono al que esté vinculado se encuentre apagado. Esto nos permite continuar con nuestras conversaciones sin interrupciones y en hasta cuatro dispositivos.

Como sabéis, anteriormente en WhatsApp Desktop/Web, podíamos utilizar la plataforma dependiendo del estado de nuestro teléfono. Si por algún casual se apagaba, o se desconectaba por algún error, no era posible continuar con nuestras conversaciones, algo que sí podíamos hacer en las apps de sus principales competidores. Esto deja de ser así, aunque para ello, deberemos de inscribirnos en el programa de betas en el apartado de 'Dispositivos vinculados'.

Lo único que queda en este aspecto es que la aplicación permita vincular varios números de teléfono a una misma cuenta, algo en lo que aún se encuentran trabajando.

Todas las funciones básicas, aunque se echan en falta alguna más

No mentíamos cuando más arriba describíamos esta nueva aplicación como una 'sencilla'. Si bien es cierto que la app nos permite realizar las funciones básicas de la plataforma, tales como escribir, videollamadas, y ciertos ajustes de notificaciones, entre otras cosas, aún se nota que esta aplicación para Windows 10 y 11 tiene mucho recorrido por delante. Pero vayamos punto por punto.

La estructura en cuanto a chats y demás es la conocida hasta el momento, solo que integra la interfaz Metro de Windows, adaptándose casi de forma camaleónica a este sistema.

Ajustes Notificaciones

En el apartado de ajustes podemos encontrar casi los mismos de siempre, aunque adaptados al sistema de Microsoft. Aquí tendremos la posibilidad de ejecutar WhatsApp cuando iniciemos el PC, modificar parámetros relacionados con la privacidad, gestionar algunas opciones de notificaciones, y seleccionar el tipo de archivos que queramos que la aplicación nos guarde automáticamente.

Una de las funciones que le puede venir bien a muchos, es la posibilidad de recibir notificaciones incluso cuando la aplicación está cerrada. Esta opción funciona francamente bien, y desde ella podemos modificar también el tono de las alertas.

Almacenamiento

Hemos echado en falta algunas opciones adicionales en la parte de almacenamiento y chats, como la posibilidad de establecer un límite de almacenamiento para que nuestros archivos se descarguen de forma automática, o la opción de crear una copia de seguridad directamente desde la aplicación, algo similar a la app para dispositivos móviles con su guardado en Google Drive.

La parte de información adicional en contactos y grupos también es algo a lo que le falta trabajo. Y es que si bien funciona sin más, opciones tales como la búsqueda de enlaces y documentos mediante palabras clave hubiera sido algo de agradecer. No obstante, consideramos injusto valorar esta aplicación de esta manera, pues aún se encuentra en beta. Es por ello también que en la esquina inferior derecha encontramos un botón bien grande de 'Feedback'.

Dibujo

Los chats vienen integrados con la aplicación de dibujo de Windows, por lo que en la sección de archivos, además de poder enviar documentos, imágenes, audio, vídeo y demás, también podemos hacer un dibujo rápido y mandárselo a otro usuario. Además, si tenemos una imagen en el portapapeles, nos saldrá como vista previa en el menú de enviar archivos para enviarla de manera instantánea.

Los emojis clásicos están disponibles en la aplicación, pero no es posible enviar stickers personalizados si no contamos con una aplicación de terceros. Sin embargo podremos ver aquellos stickers que nos envían nuestros contactos sin problema.

Aspecto visual sencillo y sin posibilidad de cambiarlo por el momento

Como ya veníamos diciendo antes, la interfaz de esta aplicación de WhatsApp está basada en Metro UI, es decir, la que usaba Windows en todos sus servicios. Sin embargo, con la llegada de Windows 11, la compañía decía adiós a este estilo visual, por lo que actualmente este diseño podría quedarse anticuado más pronto que tarde.

Una de las opciones que si es posible modificar en WhatsApp para dispositivos móviles y escritorio, es el tema. Aquí podíamos cambiar entre una tonalidad clara, el tema oscuro, o el predeterminado por el sistema. Esta opción aún no se encuentra disponible en WhatsApp Beta, por lo que tendremos que esperar a futuras actualizaciones.

En definitiva, la nueva aplicación nativa de WhatsApp para Windows 10 y 11 es rápida, sencilla y mucho más eficiente que su predecesora, deshaciéndose al fin de su versión web y albergando la posibilidad de utilizarla sin conectar el teléfono. Es evidente que aún queda mucho trabajo por hacer en cuanto a opciones y diseño, pero no cabe duda de que se trata de un gran paso para la plataforma y sus usuarios.

Temas
Inicio