Compartir
Publicidad
Publicidad

Junta Grooveshark y Spotify y tendrás Mflow, un muy buen servicio de música online

Junta Grooveshark y Spotify y tendrás Mflow, un muy buen servicio de música online
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De Grooveshark, coged la interfaz web, la posibilidad de escuchar música sin anuncios y el amplio catálogo. De Spotify, la organización del catálogo, las aplicaciones de escritorio y la posibilidad de comprar música con un click. Juntadlo todo y tendréis mflow, un servicio de música online desarrollado por una startup inglesa.

El catálogo de Mflow es muy amplio (el único grupo que he echado en falta ha sido AC/DC, cómo no) y está bien organizado por artistas y álbumes. Además, los usuarios pueden etiquetar las canciones usando hashtags, proporcionándonos otra forma de descubrir canciones.

La web de mflow

Desde la web (o aplicación de Google Chrome, que no es más que un acceso directo) podemos escuchar todo el catálogo, buscar canciones, seguir a otros usuarios y compartir música. En estas dos últimas acciones entran en juego los flows, que consisten en recomendaciones de canciones.

Cuando haces flow a una canción, la recomiendas a tus seguidores (también la puedes enviar por Twitter, Facebook, Buzz o email) junto con un mensaje opcional para que puedan escucharla. Lo más curioso es que si alguien compra esa canción a través de un flow, Mflow te da una parte de lo que cuesta esa canción como crédito que puedes usar para compras propias.

Compartir en mflow

La aplicación de escritorio, disponible para PC y Mac, es un poco más rara. Aquí no podemos buscar canciones y escucharlas directamente, sólo podemos escuchar demos de 30 segundos. Únicamente podemos escuchar canciones enteras si son un flow de algún usuario que sigamos o si las compramos.

Los precios de las canciones son muy razonables: 70 céntimos de libra, 0.80 € aproximadamente, por canción (aunque ahora hay una promoción con todas las canciones a 0.20 libras), y los álbumes varían, aunque prácticamente ninguno supera las 4-5 libras. Las canciones descargadas no tienen ningún tipo de DRM. Además, en la aplicación de escritorio se pueden enviar directamente a iTunes con un solo clic.

Aplicación de escritorio

A diferencia de Grooveshark y Spotify, mflow no tiene ninguna aplicación móvil, aunque la página funciona perfectamente en el navegador de iOS, Safari, ya que no usa Flash.

Desde mi punto de vista, Mflow ha conseguido lo más difícil para un servicio de música: una interfaz sencilla tanto en la web como en el escritorio, acuerdos con grandes discográficas, un gran catálogo con muy buenos precios, y una capa social muy importante. Sin embargo, dos detalles hacen que pierda bastantes puntos: que no podamos reproducir las canciones que queramos en la versión de escritorio y que no se puedan crear listas de reproducción.

Para mí, esos dos pequeños detalles me impiden cambiar Spotify en el escritorio y Grooveshark en la web por mflow. Por suerte estas dos cosas tienen una solución muy sencilla, y, como he dicho arriba, lo más difícil ya lo han hecho.

Por suerte, según los desarrolladores de Mflow (Carlos Nebrera en concreto) *dentro de poco la aplicación de escritorio va a tener un lavado de cara* y también se incluirán las listas de reproducción.

Mflow está en inglés, es gratuito y no tiene ningún tipo de anuncios ni publicidad. Lo malo es que los pagos están restringidos a Reino Unido.

Sitio oficial | mflow
Descarga | Escritorio | Aplicación para Chrome

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos