Compartir
Publicidad
Publicidad

La reconversión de Spotify a plataforma, y por qué este es un camino más que acertado para la compañía

Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tan sólo unas horas Daniel Ek nos contaba el futuro más inmediato de Spotify. Acompañado de cifras rimbombantes como los dos millones y medio de usuarios de pago (Unlimited o Premium), los diez millones de usuarios alcanzados tras su lanzamiento en los Estados Unidos o las veinte mil canciones que añaden cada día a un catálogo que ya cuenta con más de quince millones de temas.

Pero el futuro de Spotify de momento no pasa por añadir más temas y agregar más usuarios de pago, al menos no únicamente. El futuro de Spotify pasa por transformarse en una plataforma, eso lo tienen más que claro. Porque la música es más que el sonido que escuchamos.

A partir de ahora la experiencia de escuchar música en Spotify nos aportará mucho más que lo que nos ha aportado, que era poco más que la misma lista de canciones que podemos ver en iTunes. La experiencia de un usuario de Spotify se ve mejorada de múltiples maneras y seguro que a gusto del consumidor.

Las novedades: letras de canciones, music curation, compra de entradas

Spotify Beta

Como dije, la música es algo más que el mero sonido. Es, por ejemplo, la letra que a muchos nos gusta leer a la vez que escuchamos la canción. Aplicaciones como la de TuneWiki nos facilita la tarea: nos mostraría la letra, incluso, sincronizándose con el sonido.

También suele gustarnos descubrir música nueva, y debo reconocer que la radio de Spotify flojeaba un poco. Hemos de reconocer, igualmente, que Last.FM tiene una enorme base de datos relativa a recomendaciones que ya era utilizada en ciertas partes del catálogo. ¿Qué impedía utilizar el resto de datos para descubrir nueva música que escucharíamos a través de Spotify? La ausencia de una plataforma como la que nos presentaron ayer.

Estas recomendaciones, de hecho, ni siquiera tienen por qué venir de parte de algoritmos automatizados. También podrían provenir de medios como la revista Rolling Stone, que también contará con su apartado dentro de las aplicaciones de Spotify. Y quien dice Rolling Stone dice Pitchfork, The Guardian o Fuse.

Comprar entradas también se volvería una tarea más fácil integrando una aplicación dentro de nuestro reproductor musical. Lo haríamos todo sin tener que salir, de una de las aplicaciones que más tiempo pasa abierta en nuestro equipo. Sidekick sería nuestro aliado en este caso concreto. Aunque, para lo que nos ocupa, no son tan relevantes los actores como el conjunto de la obra.

Lo realmente relevante: Spotify abre una plataforma que cambia las reglas del juego sin vuelta atrás

Lo que realmente merece nuestra atención es el ver a Spotify abriendo una plataforma que, a priori, cualquiera puede aprovechar para integrarse dentro de él, para estar presente en lo que aspira a ser el mejor servicio musical del planeta. Ojo al “cualquiera”: va en cursiva a propósito. Spotify sigue siendo en última instancia quien controla las aplicaciones que pueden formar parte de su plataforma.

Estas aplicaciones utilizan, como marcan las tendencias, tecnologías Web para escribir código una vez y llegar simultáneamente a todas las plataformas donde Spotify está presente de manera oficial (salvo en el móvil): Windows y OS X, pero integrando elementos propios de Spotify (como listas de reproducción o el botón de “Play”).

Algo que querría saber es si estos cambios son respuesta a las recientes mejoras en Google Music y Grooveshark, porque a día de hoy no vemos nada igual en ninguna otra tienda musical o servicio de música a la carta: desde hoy mismo podemos consultar recomendaciones de expertos y escucharlas al instante, sin siquiera cambiar de aplicación. Y estos son los usos menos creativos: me gustaría saber qué son capaces de desarrollar las mentes pensantes utilizando Spotify Platform como, valga la redundancia, plataforma.

Y todo esto sin olvidar el otro caballo de batalla de la compañía sueca. El plano social de Spotify, potenciado sobre todo desde su alianza con Facebook y con un éxito para el servicio de streaming más que indiscutible, sigue siendo igual de relevante pero ahora entran otros a mejorar lo que todavía quedaba por pulir en el servicio. De hecho se ve incluso un poco más potenciado, integrando un ticker similar al de Facebook.

En definitiva la jugada se resume en dos movimientos: integrar un poco más a nuestro círculo y permitir la entrada de terceros a nuestras escuchas diarias, todo en la misma aplicación. Gracias a esos dos pasos Spotify se transforma hoy en, prácticamente, el servicio de streaming musical definitivo.

En Genbeta | Spotify se transforma en plataforma de aplicaciones musicales en HTML5 para conquistar el mercado de la música online
Más información | Error500

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos