Publicidad

Google Chrome 80 bloqueará por defecto las notificaciones, pero no acabará totalmente con el problema

Google Chrome 80 bloqueará por defecto las notificaciones, pero no acabará totalmente con el problema
3 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

En el día de ayer se produjo el lanzamiento de Firefox 72, una versión nueva del navegador que, además de modo Picture in Picture para todos los sistemas operativos, borrado telemétrico de datos, anti-fingerprinting y, como función tapada, el bloqueo de peticiones de notificaciones. Esto último se trata de uno de los grandes males de la Web actual, por lo intrusivo de las preguntas que recibimos involuntariamente al navegar.

Google ha recogido el testigo de Mozilla y ha anunciado que en Google Chrome 80, la próxima versión del navegador, que llegará a escritorio el próximo 4 de febrero, también incluirá un modo de bloqueo de petición de notificaciones.

Quieter UI, la función que bloqueará las peticiones

Como en Firefox 72, la forma en que Google Chrome 80 lidiará con el asunto será visual. Al lado de la estrellita de la barra de direcciones aparecerá un icono de campanilla tachada que indicará de forma silenciosa que las notificaciones están bloqueadas para, si quieres activarlas, lo hagas por ti mismo y no porque la web te lo recuerde.

El funcionamiento, eso sí, será algo distinto a lo que hemos visto en Firefox. Todo dependerá de una función llamada Quieter UI, que se activará automáticamente según Google, pero bajo dos supuestos. En primer lugar, los usuarios que generalmente bloqueen notificaciones cuando se les pregunta. En segundo, a webs con ratios muy bajas de usuarios que activan las notificaciones. Para finales de año planean más medidas destinadas a notificaciones web abusivas de anuncios o malware.

Ajustes

Así, habrá tres casos para dejar de ver notificaciones. El primero será desactivarlo manualmente. El segundo, que se nos desactiven automáticamente si normalmente denegamos verlas. En tercer lugar, Google incluirá a las webs con bajas tasas de aceptación en la lista de las notificaciones silenciosas hasta que mejoren la experiencia.

Los problemas no acaban con esta función

Que Mozilla y Google se tomen el asunto en serio es lo mejor que puede pasar a millones de usuarios. Sin embargo, estas buenas intenciones no serán suficientes para frenar el problema de la intrusión respecto al usuario. Al igual que ocurre con webs muy recargadas de banners y anuncios que llenan toda la web, muchas de las webs que realizan peticiones de notificaciones al usuario lo hacen con un sistema propio, no con la API de notificaciones de los navegadores.

¿Qué provoca esto? Que al navegar se nos solicite aceptar notificaciones de manera ajena a lo que el navegador puede controlar. En el caso de pedir no recibirlas, no ocurrirá nada, pero ya se nos habrá solicitado. La nueva función de Chrome y Firefox solo entraría en juego si aceptamos, momento en que se hace una petición a la API del navegador y este nos pregunta.

Si las webs ven que pierden tráfico y llegan a menos usuarios por la ausencia de notificaciones, veremos más peticiones propias pidiéndonos activar las notificaciones, y incluso desactivar la función que las oculta. Así ha ocurrido masivamente con los bloqueadores de contenido, y muchas webs ya ni siquiera permiten navegar con ellos activados.

Via | Chromium Blog

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios