Compartir
Publicidad
Microsoft Edge, toma de contacto y primeras impresiones
Navegadores

Microsoft Edge, toma de contacto y primeras impresiones

Publicidad
Publicidad

En la elección de un navegador no siempre influye que sea o no el mejor , el más rápido o el que más opciones tiene. También son importantes otros aspectos como el tiempo que llevas utilizándolo, algo que se lo pone bastante difícil a las nuevas alternativas a no ser que consigan ofrecer características únicas sin dejar por ello de implementar las opciones más elementales.

En ese sentido el nuevo Microsoft Edge parece que está haciendo las cosas bien, ya que además de utilizar los estándares más modernos y prometer un sistema de extensiones, tampoco se ha olvidado de intentar llamar nuestra atención con nuevas funciones. Es por eso que tras el lanzamiento oficial de Windows 10 hemos decidido echarle un vistazo a su nuevo navegador, y contaros brevemente cuales han sido nuestras primeras impresiones.

Primeras impresiones

Captura De Pantalla 66

Tras los primeros minutos utilizándolo, las primeras sensaciones que me ha transmitido Microsoft Edge han sido buenas, mejores que muchos nuevos navegadores que he probado por primera vez. La interfaz es limpia, las páginas cargan a gran velocidad, sus animaciones son fluidas y el diseño en general casa perfectamente con el resto del sistema operativo, lo cual aunque era de esperar no deja de ser un plus a su favor.

Al principio confunde un poco que en las nuevas pestañas no haya barra de direcciones a no ser que hagas click en la parte superior, aunque puedes realizar una búsqueda o introducir una web en el cuadro de diálogo. Con esto no quiero decir que me moleste, pero ha sido una de las primeras cosas que he notado que tardaré unas horas en acostumbrarme.

En cuanto a las nuevas funciones, tras garabatear un poco con las notas web he llegado a la conclusión de que no es algo que vaya a utilizar demasiado. Aun así admito que podría ser útil cuando el clásico amigo o familiar te empieza a atosigar preguntándote cómo se hace algo en una web, caso en el que le podrás contestar marcándole las instrucciones en amarillo fosforito.

Captura De Pantalla 67

Por otra parte, el que cuando pulses sobre el botón de favoritos tengas la opción de meter un artículo en una lista de lectura me parece un enorme acierto, sobre todo porque gracias a él no necesitas crearte una cuenta en ningún servicio de terceros como Pocket. Aun así, también es verdad que esta función no conseguirá estar a la altura de la competencia hasta que Microsoft encuentre una manera para sincronizar esta lista de lectura con dispositivos Android o iOS.

El menú de configuración también me ha gustado. Estéticamente me parece más moderno que el de Chrome aunque todavía no llega a ser tan completo como el de Firefox. Pero lo básico está ahí, y tanto la configuración básica como la avanzada se muestra en una sola vista para que sea más fácil no perderse un detalle a la hora de adaptar el navegador a tu gusto desactivando Flash, bloqueando las ventanas emergentes o activando las solicitudes de No Follow.

Benchmarks

Las sensaciones y percepciones personales son una cosa, pero los datos son otra completamente diferente. Por eso he pensado en completar esta toma de contacto realizando unos cuantos benchmarks de CSS3, JavaScript y HTML5. A continuación podréis ver unos cuadros con los resultados que he optenido en Microsoft Edge, Chrome y Firefox.

Microsoft Edge Google Chrome Mozilla Firefox
HTML5 Test 402 526 467
CSS3 Test 46% 51% 55%
Kraken JavaScript 1030.7ms +/- 1.7% 916.6ms +/- 0.5% 966.4ms +/- 2.3%

Como veis, estos datos muestran que aunque se presenta como un navegador muy prometedor, en cuanto al rendimiento aun está un paso por detrás de sus dos máximos competidores, por lo que Microsoft tendrá que seguir trabajando en mejorar poco a poco su navegador si quiere que los usuarios más exigentes apuesten por él.

Mudándose a Microsoft Edge

Captura De Pantalla 65

Google Chrome es el navegador más utilizado, por lo que es normal que Microsoft apunte hacia él a la hora de facilitar la migración. Pero tampoco estaría de más que pensasen también en los demás, porque una de las cosas con las que me he encontrado al intentar mudarme a Microsoft Edge es que la herramienta de importar marcadores no incluye a Firefox en la lista.

Para conseguir hacerlo lo único que se puede hacer es exportar en primer lugar los marcadores de Firefox a Chrome para, una vez hecho eso, importarlos a Edge desde el navegador de Google. Vamos, un proceso bastante engorroso que puede echar atrás a los usuarios del navegador de Mozilla que estén pensando en darle una oportunidad al de Microsoft.

Afortunadamente cambiar el motor de búsqueda no da problemas, y lo único que tienes que hacer para añadir el que más te guste es entrar en su buscador y desde allí en las opciones avanzadas dentro de la configuración de Edge, donde en la opción de agregar un nuevo motor de búsqueda te aparecerán los que hayas utilizado. A mi esto me ha servido tanto para Google como para DuckDuckGo.

Y luego está el tema de las extensiones, que llegarán en su momento pero que hoy por hoy son las grandes ausentes del navegador. Y es que si has estado utilizando Chrome o Firefox en los últimos años casi seguro que tendrás alguna extensión sin la que puedas pasar, y el hecho de que no esté disponible en Edge es un hándicap muy difícil de sobrellevar.

Conclusión

En líneas generales, el nuevo navegador de Microsoft me parece prometedor, aunque todavía está un poco verde y le faltan algunas opciones importantes para que los usuarios puedan terminar de utilizarlo como su navegador principal. Además, también creo que el hecho de que sea exclusivo para Windows 10 lo lastra, sobre todo si no son capaces de introducirlo en los principales sistemas operativos móviles, ya que después de todo muchos buscamos una experiencia unificada.

El rendimiento me ha sorprendido muy gratamente, y el uso de recursos tampoco está nada mal a primera vista, aunque será cuando empiecen a equiparlo con extensiones y otros complementos cuando se le pueda comparar de verdad con la competencia en igualdad de condiciones. Por lo tanto toca esperar y ver cómo va evolucionando este nuevo navegador, porque el principio la verdad es que es muy esperanzador.

En Genbeta | Así es como Microsoft quiere que su navegador Edge no repita los errores de su predecesor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio