Publicidad

Tras ocho años abierta, la Chrome Web Store de Google finalmente exigirá extensiones más seguras

Tras ocho años abierta, la Chrome Web Store de Google finalmente exigirá extensiones más seguras
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El sitio por excelencia en el que los usuarios de Chrome adquieren sus extensiones es en la Chrome Web Store, pero durante años, esta tienda de plugins del navegador de Google ha contado con muy escasas prácticas de seguridad, y más de un problema con extensiones maliciosas y contenido fraudulento.

Aunque la Chrome Web Store existe desde el 2010, no es sino hasta hoy que Google finalmente exigirá a los desarrolladores que publiquen extensiones en ella dos requerimientos de seguridad básicos: que las extensiones pidan acceso solo a los datos necesarios para funcionar, y que además incluyan políticas de privacidad si van a manejar comunicaciones personales o contenido del usuario.

Estas nuevas políticas son parte de un proyecto de Google llamado Strobe que servirá para analizar mejor cómo las aplicaciones, servicios y sitios web de terceros se comunican con los productos de la empresa. Fue algo que anunciaron tras dejarnos conocer la brecha de seguridad en Google+ y su consecuente muerte.

Casi la mitad de los usuarios del navegador instalan extensiones y en la Chrome Web Store hay más de 180.000 disponibles

extensiones de chrome

Estas nuevas políticas son una excelente noticia, teniendo en cuenta lo sumamente usadas que son las extensiones de Chrome. A Google le ha tomado más que bastante tiempo en mejorar sus medidas de protección al usuario en este sentido.

Por ejemplo, en enero de 2018 decidieron comenzar a impedir el abuso de extensiones que se instalan fuera de la Chrome Web Store, algo bueno pero insuficiente, porque dentro de la misma Chrome Web Store habitan amenazas.

¿Será el fin de cualquier extensión solicitando permiso para leer y cambiar todos los datos de los sitios web que visitas?

Este nuevo paso afecta finalmente a la tienda de extensiones de la empresa, primero porque finalmente exigirán que los desarrolladores soliciten la más mínima cantidad de permisos con acceso a la menor cantidad de datos posible para hacer funcionar su extensión. Con esto es posible que finalmente veamos una reducción en extensiones que cumplen una función mínima e igual solicitan acceso para leer y gestionar a todos los datos que pasan por tu navegador.

Antes, Google solo requería que las extensiones que manejaban datos personales o sensibles publicarán una política de privacidad, y ahora han decidido que también las extensiones que gestionen comunicaciones y contenido del usuario, también lo hagan.

Las nuevas políticas tendrán efecto este verano, mientras tanto, los desarrolladores han sido avisados para que actualicen sus extensiones y cumplan con los nuevos requerimientos para poder permanecer en la Chrome Web Store.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir