Cómo llevar una ventana de Windows al monitor principal sin tener que encender la segunda pantalla

Cómo llevar una ventana de Windows al monitor principal sin tener que encender la segunda pantalla
5 comentarios

Cuando tenemos una configuración de dos o más monitores en nuestro escritorio, hay veces en las que encontramos problemas a la hora de visualizar el contenido en la pantalla que queremos. Windows normalmente suele gestionar bastante bien las ventanas de aplicaciones y programas que tenemos abiertos, pero en algunas ocasiones su sistema puede fallar.

Aunque sea un caso muy concreto, he decidido escribir sobre ello porque no siempre tengo los dos monitores encendidos. Y es que a veces, Windows guarda en qué monitor se ha abierto por última vez el programa, y si éste está apagado, por suerte hay un comando para traer la aplicación al monitor que deseemos sin tener que encenderlo.

Arrodillémonos ante los atajos de teclado

Si bien puede parecer obvio para algunos, a mí es algo que me ha salvado la vida, pues eso de tener las aplicaciones abiertas precisamente en el monitor apagado me pasa en muchas ocasiones. Sin embargo, hay una manera de traer la ventana al monitor que estamos utilizando en ese momento. Para ello, basta con usar la tecla de Windows + flecha de dirección.

Este método es bastante efectivo, aunque cabe mencionar que, para que el comando nos funcione, debemos de darle varias veces, ya que al darle solo una vez, la ventana se hace más pequeña y pasa por las distintas distribuciones pero no se desplaza directamente al otro monitor. Así pues, basta con insistir en el comando hasta que la ventana se encuentre en el monitor que deseamos.

Otro método aún más efectivo es el atajo tecla de Windows + Shift + flecha de dirección. En este caso, la ventana se moverá tal cual aparece de un monitor a otro, sin modificar su tamaño. Este es el comando ideal para hacerlo, pues es más directo y no tendremos que insistir. Para ello, primero tendremos que seleccionar la ventana desde la barra de herramientas, y luego introducir el comando.

El hecho de que tengamos el monitor apagado no significa que Windows no lo detecte. De hecho, si hacemos la prueba y nos vamos a la configuración de pantalla, veremos que nuestros monitores seguirán en la misma distribución a pesar de haberlos apagado.

Si os habéis quedado con ganas de más atajos de teclado para Windows 10 y 11, en este artículo repasamos los más útiles, junto a algunos gestos para el touchpad de tu portátil que quizás no conocías.

Temas
Inicio