Compartir
Publicidad

Esta es la razón por la que sólo el enlace original de un tuit demuestra su autenticidad

Esta es la razón por la que sólo el enlace original de un tuit demuestra su autenticidad
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace más o menos un año, os mencionamos unas cuantas páginas web dedicadas a crear capturas de pantalla falsas de conversaciones por chat o en redes sociales con el fin de aprender que no hay que fiarse de cualquier imagen que nos pasen. Aún así, hay capturas que utilizan la interfaz real de Twitter y siguen siendo falsas.

¿Cómo es posible eso? Pues conseguir un tuit fácil de esta forma es relativamente fácil, a través de la edición del código fuente de la web que ofrecen algunos navegadores. Os lo vamos a demostrar con un pequeño tutorial, en el que vosotros mismos podréis ver lo sencillo que es modificar un tuit.

Vamos a usar de conejillo de indias este tuit de Roberto Pastor:

Tuit Original

En Chrome, pongámonos sobre el texto del tuit y hagamos click derecho. Iremos a la opción Inspeccionar Elemento, con la que nos aparecerá una barra lateral (o inferior en las versiones anteriores del navegador) llena de código.

Tuit Inspeccion

No os asustéis: fijaos solamente en aquella porción de código que el propio navegador nos ha marcado, y veréis que es el texto del tuit. De nuevo, haced click derecho sobre ese texto del código para ir a la opción "Edit as HTML", y veréis cómo pasaremos a poder cambiar el contenido del código:

Tuit Cambiando

Cambiamos el texto et voilà, el tuit aparece falsificado en la web para que lo podamos capturar en una imagen:

Tuit Falso

Podemos repetir el proceso para afinar un poco más nuestras malas artes y modificar el día y hora de publicación (con lo cual las posibilidades de manipulación son aún más grandes). Fijaos que estamos utilizando la interfaz oficial de Twitter, incluyendo su estilo de tipografía. Simplemente hemos modificado el texto. De forma que sólo hay que publicar esta captura en Twitter para que muchos incautos se lo crean sin que se les ocurra confirmarlo.

Y para confirmarlo, cosa que se debe hacer siempre visto lo visto, hay que buscar el enlace original del tuit. Si no lo encontramos, una de dos: o el mensaje original se ha eliminado o alguien ha hecho esto que os acabo de explicar. En ambos casos, no podemos fiarnos al cien por cien.

No funciona con el código de inserción de un tuit

Se nos puede ocurrir hacer lo mismo aprovechando el código de inserción que Twitter ofrece en sus opciones, que nos permite mostrar los tuits con este aspecto:

Echemos un vistazo a dicho código en crudo:

Tuit Codigo

No hace falta ni ser un entendido de HTML para ver cómo el texto original del tuit o incluso su fecha se puede cambiar (texto marcado en rojo). Y si queremos borrar todo rastro hacia el mensaje original, podemos cambiar o eliminar la etiqueta de su enlace (texto marcado en azul). En nuestro ejemplo lo haríamos así:

Tuit Codigo Cambiado

...pero si pegamos ese código el tuit que aparece sigue siendo el original:

Aún así, aquí viene la moraleja: nunca os fiéis de las capturas y buscad siempre el enlace original de un tuit para poder compartirlo seguros de que sea verdadero.

Imagen | Mozzercork
En Genbeta | Así es la nueva función de citado de Twitter: fuente adjunta y 116 caracteres extra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio