Publicidad

Parler, la red social de la "libertad de expresión", ha dejado de funcionar tras el veto de los servidores de Amazon

Parler, la red social de la "libertad de expresión", ha dejado de funcionar tras el veto de los servidores de Amazon
50 comentarios

Amazon ha cumplido con su promesa de desconectar los servidores que permitían el funcionamiento de Parler. Esta red social, autodefinida como de la "libertad de expresión", ha sido utilizada por seguidores de Donald Trump durante las últimas semanas, y especialmente días, tras las medidas tomadas por plataformas como Twitter y Facebook después del asalto al Capitolio de los Estados Unidos.

Parler, por tanto, ha dejado de funcionar. La web no es accesible y las aplicaciones no son funcionales.

La web de Parler no es accesible y sus aplicaciones no son funcionales

Si primero sus aplicaciones desaparecieron de las tiendas de aplicaciones de Google y Apple por, según las compañías, inclumplir sus normas respecto a la moderación de contenidos, ahora la plataforma no puede seguir prestando su servicio porque ha sido desconectada de los servidores de Amazon Web Services que utilizaba.

"Es probable que estemos bloqueados más de lo esperado"

Parler

Esta situación no se resolverá próximamente, según el máximo responsable de la red social, John Matze, que en declaraciones a Fortune ha dicho que "es probable que estemos bloqueados más de lo esparado".

El ejecutivo se defendió de las acusaciones de Apple y Google asegurando que sí tenían una política de moderación de contenido y que aplican reglas contra la violencia y actividades ilegales, al mismo tiempo que cargaba contra las tecnológicas diciendo que no cederían "a las empresas con motivaciones políticas y a los autoritarios que odian la libertad de expresión".

Desde Amazon señalaron que Parler "no puede identificar y eliminar de manera eficaz el contenido que fomenta o incita a la violencia contra otros"

Desde Amazon comunicaron a Parler que no podían "proporcionar servicios a un cliente que no puede identificar y eliminar de manera eficaz el contenido que fomenta o incita a la violencia contra otros". Esta decisión provocó que otros proveedores de la red social dejaran de trabajar con ellos.

Esta polémica se une a los últimos tuits de Donald Trump antes de la suspensión de sus cuentas, incluida la institucional perteneciente a la persona que ocupe el cargo de presidente estadounidense, en los que planteaba la posibilidad de crear en un futuro próximo su propia plataforma.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio