Compartir
Publicidad
Publicidad

Oculta cualquier archivo en una imagen con BMP Wrap

Oculta cualquier archivo en una imagen con BMP Wrap
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La esteganografía es una técnica que permite ocultar archivos en una imagen para después restaurarlos y poder leerlos. Es algo así como un método de cifrado a través de fotografías, algo que se usa para propósitos tan diversos como ocultar un documento sensible e incluso malware.

Con esta herramienta de la que vamos a hablar hoy podrás convertir cualquier archivo en una imagen BMP. Para ello podrás usar un programa muy ligero que se conoce como BMP Wrap, con el que no sólo podrás ocultar los ficheros, sino que también podrás restaurarlos más adelante.

La idea de usar software de esteganografía no es nada nuevo (en otras ocasiones hemos hablado de programas como CryptImg), pero BMP Wrap contiene algunas características que lo hacen destacar. Para empezar, y reincidiendo en algo que ya hemos comentado, es extremadamente liviana: sólo pesa 20 KB contenidos en un único archivo ejecutable.

Al tratarse de una aplicación tan ligera, no existe interfaz de usuario. La forma de interactuar con BMP Wrap es arrastrar un archivo hacia el ejecutable. que se encargará de empaquetarlo en una imagen BMP que contendrá su mismo nombre con la extensión de imagen de mapa de bits.

Dicho de otra manera, en primer lugar generamos un archivo de texto cualquiera. En nuestro caso hemos optado por crear un documento de LibreOffice:

Ejemplo

Guardamos el archivo y lo arrastramos hasta BMP Wrap. En cuanto lo hacemos se genera la imagen correspondiente:

Bmpwrap

Cuando queramos volver a ver el archivo oculto, basta con arrastrar la imagen a BMP Wrap para restaurar el fichero original. Ahora bien, vale la pena aclarar que aunque las imágenes que obtendrás se abrirán en cualquier programa capaz de tratar con ellas, el contenido de las mismas variará dependiendo de los datos binarios contenidos en el archivo original. O sea, que seguramente recibirás un mosaico de ruido electrónico similar al que se ve algo más arriba.

Lo bueno de BMP Wrap es que no sólo convierte las imágenes en archivos de imagen, sino que oculta la fuente original por completo. Ni siquiera abriendo los datos con editor hexadecimal se puede adivinar de dónde viene o qué contenía originalmente. Esto lo convierte en una solución segura para la mayoría de situaciones.

Imagen | Donations-are-appreciated
En Xataka | Si eres paranoico respecto a la seguridad y la privacidad, tenías razón

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos