Este gráfico muestra los productos más vendidos de la Dark Web y su precio: malware y tarjetas de crédito al alcance de cualquiera

Este gráfico muestra los productos más vendidos de la Dark Web y su precio: malware y tarjetas de crédito al alcance de cualquiera
Sin comentarios

Se dice que la 'Clearnet', o 'Surface web', supone tan solo de entre un 4% y el 10% del total de la web. Esta minúscula porción de Internet es a la que accede a diario la gran parte de la población. Sin embargo, el resto de la web se encuentra aislada, y para entrar a ella se requiere acceso especial, ya sea por medio de la red Tor, o por otros métodos encriptados.

Esta zona se la conoce como 'Deep Web', un conjunto de sitios web anónimos y aislados en el que es posible encontrar de todo; desde información académica y documentos gubernamentales, hasta actividad ilícita de todo tipo. Y es en las más oscuras profundidades de la Deep Web donde se encuentran estas actividades, un espacio conocido como la 'Dark Web'.

¿Qué precio tiene tu información en Internet?

Dark Web 2022 Index Full
Imagen: Enrique Mendoza / Visual Capitalist

Es gracias a ese anonimato que la Dark Web se ha convertido en un refugio para la actividad ilegal, donde las personas pueden comprar malware, drogas, armas o incluso contratar a un sicario. Este magnífico gráfico de Enrique Mendoza con datos de privacyaffairs.com ilustra cuáles son los productos más populares que están a la venta en la Dark Web y cuánto cuestan. Ahí podemos encontrar desde tarjetas de crédito, documentos falsificados e información pirateada.

De entre los productos más caros que podemos encontrar en el gráfico se encuentra el malware premium, con un coste de unos 5.500 euros por cada 1.000 equipos en los que se instala. En la otra cara de la moneda, también podemos encontrar cuentas de todo tipo, ya sea de Netflix, PayPal, e incluso datos de tarjetas de crédito robadas.

Cuando oímos a alguien hablar de la Dark Web, es posible que lo primero que nos venga a la cabeza sea la venta de armas, drogas, o pornografía ilegal. Sin embargo, no hay que olvidar un elemento muy cotizado a día de hoy: la información. Tal y como podemos ver en el gráfico, conseguirla tiene un precio, y en muchos casos, quizás menos del que te esperabas.

Pasaportes, permisos de conducir, malware, cuentas crypto, tarjetas de crédito robadas, seguidores en redes sociales, y un largo etcétera. Aunque el gráfico no ofrezca una visión extensa y exhaustiva de todo el contenido que se puede encontrar en este recóndito lugar de Internet, sí nos da pistas de algunos de los productos que más demandan los usuarios.

Temas
Inicio