Compartir
Publicidad
Publicidad

YouTube, un cambio de paradigma

YouTube, un cambio de paradigma
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras la compra de YouTube por parte de Google ya nos preguntamos si habían hecho bien en realizar esa operación. En ese momento parecía una opción arriesgada y cara, de la que no estaba demasiado claro cual sería su futuro.

Pronto habrán pasado un par de años de esa compra, y de momento la situación sigue sin estar demasiado clara. Hace poco, el CEO de Google, Eric Schmidt, admitió que todavía no han conseguido encontrar una manera de obtener beneficios de YouTube, a pesar de las enormes audiencias de este sitio web.

Uno de los principales problemas es que la gran mayoría de contenido alojado en YouTube está formado por vídeos caseros o por contenidos sin licencia, en los cuales los anunciantes son algo reacios a anunciarse. En cambio, otros sitios como Hulu tienen todo su inventario vendido.

A pesar de que en un principio prácticamente se echó por tierra la idea de Hulu, dandolo algunos por muerto antes de nacer, su éxito ha sido realmente elevado, al menos en Estados Unidos que es donde está disponible, al ofrecer contenido profesional a alta resolución.

¿Es esta la dirección en la que debe dirigirse YouTube para conseguir ingresos? No lo tengo muy claro, puesto que las filosofías de ambos sitios son muy distintas. En Hulu todo el contenido está controlado, mientras que en YouTube Google nunca sabe que es lo que hay disponible y, por tanto, tampoco lo saben los usuarios.

Pero si hasta ahora la duración máxima de un vídeo en YouTube era de 10 minutos algunos usuarios puntuales tendrán acceso a subir vídeos de hasta 2 horas de duración, con un tamaño máximo de 1 GB. Probablemente, será en estos vídeos, más controlados, donde YouTube intentará vender su stock publicitario.

Ahora bien, las dos horas de duración se ven limitadas por un tamaño máximo de 1 GB, lo que implica que la calidad, aunque pueda ser buena, no será nunca demasiado alta, pero esto tampoco es algo raro en YouTube, donde estamos acostumbrados a ver vídeos con una calidad horrorosa y a la gente no parece importarle demasiado.

De todos modos, ya son muchos meses sin haber conseguido un modelo de negocio aceptable, perdiendo dinero a espuertas, ya que el gasto en ancho de banda de YouTube es el más alto de todos los servicios de Google, algo que ha obligado incluso a modificar su estructura de red para permitir soportarlo.

Cualquier otro propietario de YouTube, sin el músculo financiero de Google, ya hubiera echado el cierre, algo que Google no se puede permitir tras la cantidad de dinero que pagó por él. Veremos si este movimiento enfocado a traer vídeos de larga duración consigue algunos frutos o es otro vano intento por capitalizar una audiencia enorme pero poco atractiva publicitariamente.

Vía | Webware.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos