Instalar Windows 11 sin necesidad de una cuenta Microsoft: la última versión de Rufus nos permite eso y más

Instalar Windows 11 sin necesidad de una cuenta Microsoft: la última versión de Rufus nos permite eso y más
19 Comentarios

Una de las principales aplicaciones para crear unidades USB de arranque —junto a otras como Etcher o UNetbootin— es Rufus, una aplicación de código abierto que podemos usar desde Windows o Linux para crear medios de instalación de ambos sistemas operativos (en sus múltiples variantes) a partir de archivos *.ISO.

Ahora, la última versión de Rufus, la 3.19 Beta (no la encontrarás en la portada de la web, pero sí en su sección de descargas), implementa nuevas funcionalidades que nos permiten personalizar el proceso de instalación y configuración de Microsoft Windows 11.

Concretamente, seleccionando la opción 'Disable data collection (Skip privacy questions)' nos permitirá evitar que la instalación nos interrogue acerca de permisos relativos a la ubicación y la privacidad durante la etapa final del proceso de instalación (estableciendo todas las respuestas en 'No permitir / Rechazar').

Y, si la conexión de red está deshabilitada durante ese paso de la instalación, también podremos sortear automáticamente el paso de crear una cuenta Microsoft durante el primer inicio de los sistemas Windows 11 Pro y Windows 11 Home, un paso que la actualización 22H2 iba a convertir en un requisito teóricamente insalvable.

Options

Un vistazo a…
WINDOWS 11 NIVEL DIOS 17 TRUCOS y FUNCIONES para DOMINARLO

Adiós también a los nuevos requisitos de hardware

Pero no es el único modo en que Rufus nos permite alterar los medios de instalación oficiales para sortear las limitaciones impuestas por Microsoft a Windows 11. Así, también nos permitirá impedir que la instalación del SO verifique si nuestro equipo cumple con los requisitos mínimos de RAM y espacio en disco

y, más importante aún, con los que obligan a que nuestro PC cuente con TPM 2.0 y Secure Boot, las dos tecnologías que causaron gran polémica cuando Microsoft hizo saber que la última versión de su sistema operativo no podría instalarse sin ellas, lo que reducía dramáticamente el número de equipos que podrían seguir actualizándose tras Windows 10.

Todas estas opciones (las relativas a los requisitos de hardware deben usarse con especial cuidado y conocimiento de causa) se le ofrecen al usuario sin necesidad de marcar ninguna opción no actividad por defecto en la interfaz de Rufus: una vez que le indiquemos al programa qué unidad USB y qué ISO de W11 usar y cliquemos en 'Empezar', automáticamente nos mostrará una ventana emergente con las posibles opciones, para que marquemos las deseadas.

Rufus no es la única vía para modificar la instalación de W11 de tal manera que logremos estos cambios, pero sí constituye una comodísima 'ventana única' para poder aplicarlos en bloque; con el añadido de que también permite descargar automáticamente la última versión de la ISO de Windows sin obligarnos a bajarla previamente de la web de Microsoft.

Temas
Inicio