Compartir
Publicidad

Microsoft lanza el Administrador de archivos clásico en la Tienda de Windows 10: nostalgia y ¿utilidad?

Microsoft lanza el Administrador de archivos clásico en la Tienda de Windows 10: nostalgia y ¿utilidad?
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En abril de 2018, el mítico File Manager o Administrador de archivos de Windows clásico, nacido bajo el dominio de Windows 3.0, volvía a la vida de manos de Craig Wittenberg, con licencia del MIT. Tras su pérdida de compatibilidad con las nuevas versiones del sistema operativo de Microsoft, el renacido explorador ahora funcionaba en todos los Windows que contaran con soporte.

Wittenberg no sólo se encargó de que funcionara en las últimas versiones de Windows, también añadió algunas posibilidades nuevas al File Manager "de toda la vida" en otra versión, la 10.0. Ahora, para quien quiera ser invadido por la nostalgia de forma más fácil y directa, Microsoft ha lanzado Windows File Manager en la Tienda de Windows 10.

Nostalgia para unos, utilidad para otros

Tienda Windows

El Explorador de Archivos tradicional probablemente ofrezca poco a los usuarios que no hayan utilizado las versiones antiguas de Windows, que son muchos. El Explorador de Archivos actual ofrece a sus usuarios todo lo que se demanda en el día a día actual, frente a este File Manager heredero de MS-DOS Executive, presente en Windows 1.0.

Habrá usuarios clásicos que sí se sientan más ágiles con algo como este File Manager, que además es muy liviano en cuanto a consumo de recursos. Además, permite modificar los atajos de teclado para adecuarse a la nueva funcionalidad. Así, por ejemplo, Control-C se puede utilizar para copiar en lugar de para cambiar de disco. Otro añadido, sin acercarse ni mucho menos a la indexación de los sistemas actuales, es una búsqueda que permite ordenar por fecha para mostrar sólo archivos recientes, etc.

En cualquier caso, como siempre con Windows, resulta increíble que la misma retrocompatibilidad que muchas veces ha sido un dolor de cabeza para Microsoft, también permite seguir utilizando sus aplicaciones clásicas de forma tan sencilla. Algo de lo que no pueden presumir, salvo con virtualización o emulación, por ejemplo, los usuarios de sistemas operativos de Apple. Es el caso de macOS Mojave, que ni siquiera es compatible con aplicaciones de hace 12 años si fueron escritas para PowerPC en lugar de para Intel.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio