Publicidad

Windows 10X instalará las actualizaciones en menos de 90 segundos, y será compatible con la mayoría del software Win32

Windows 10X instalará las actualizaciones en menos de 90 segundos, y será compatible con la mayoría del software Win32
13 comentarios

Microsoft sigue avanzando hacia en lanzamiento de Windows 10X, la nueva versión de su sistema operativo de escritorio modificada para una nueva generación de dispositivos móviles plegables y con pantalla táctil dual.

Hoy, la compañía celebraba su Microsoft 365 Developer Day, un evento que ha aprovechado para aportar novedades tanto sobre este Windows (además de acerca de algunos de los dispositivos que saldrán al mercado equipados con él, el Surface Duo y el Surface Neo).

Un Windows con máquinas virtuales y que se actualice en minuto y medio

Microsoft ha anunciado que, junto a las nuevas aplicaciones UWP y PWA, su nuevo sistema operativo será capaz de ejecutar programas heredados (es decir, los viejos programas Win32) en 'contenedores' que virtualizarán los componentes de software necesarios. Se espera que, de este modo, "la mayoría" de estos programas siga funcionando en Windows 10X sin necesidad de que los programadores tengan que cambiar nada.

Estas máquinas virtuales permitirán garantizar un funcionamiento adecuado de estas aplicaciones en dispositivos plegables, regulando así aspectos como el modo en que se muestran en pantalla o su impacto sobre la batería.

Por fortuna,, para facilitar la vida a los programadores y que puedan comprobar si sus viejas aplicaciones siguen siendo compatibles o bien necesitarán desarrollar software específico para el nuevo sistema, Microsoft acaba de lanzar su primer emulador de Windows 10X, que podemos descargar ya desde la web oficial de las herramientas de desarrollo de Windows.

¿Qué tipos de programas no funcionarán? Sobre todo, aquellos que manipulen datos del propio SO, los que tengan la capacidad de alterar el disco duro (mediante formateo o particionado), o aquellos que instalen drivers junto al propio software (como hacen, por ejemplo, algunas aplicaciones de VPN).

La explicación de estas limitaciones es sencilla: Windows 10X es una plataforma mucho más restringida que Windows 10, y por razones de seguridad impide al software que se ejecuta en el mismo acceder a determinados aspectos del sistema operativo.

Una de las particularidades de Windows 10X se hará patente gracias el empeño puesto por Microsoft para agilizar las actualizaciones del sistema operativo: según la compañía, entre su descarga y la puesta en marcha del nuevo sistema, reinicio de por medio, sólo tendremos que contar un lapso de 90 segundos.

Esto, sin duda, representa un cambio notable con respecto a la experiencia de cualquier usuario del actual Windows 10... un cambio que también viene facilitado por la reestructuración del sistema operativo que separa las aplicaciones de controladores y del núcleo del sistema.

Vía | The Verge & Windows Central

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios