“Nos han destrozado”. Un lanzamiento de Apple de hace 20 años pilló a Microsoft totalmente desprevenida y sin respuesta

Microsoft
14 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Hace justo ahora 20 años, Apple presentó uno de los productos que lo cambiaría todo en los años venideros, la iTunes Music Store. Tras casi dos años de iPod, la compañía de Cupertino se adelantó a todo el mundo mostrando lo que creía que era el futuro de la distribución de la música grabada. Y lo fue, hasta que entró en juego cierta compañía sueca, que en 2015 les hizo dar un golpe de timón y lanzar Apple Music.

Con la iTunes Music Store, Apple sorprendió a todo el mundo con el concepto de canción por un dólar, fácilmente comprable, con una calidad aceptable para la época, 30 segundos de escucha gratuita por canción y con una buena interfaz de usuario (por aquel entonces, iTunes aún no era el monstruo que fue después).

La compañía de Cupertino pilló totalmente desprevenido al mercado, y la mayor prueba de esto la tenemos en los directivos de su gran rival en la época, Microsoft, cuyas reacciones conocemos por correos electrónicos internos filtrados en juicios.

"Necesitamos traer este tipo de solución al mercado"

Ipod
El éxito del iPod y de la iTunes Music Store catapultaron a Apple hacia lo que luego llegaría con el iPhone y la App Store

De entre los correos filtrados, la primera reacción en mostrar cierto desconcierto fue la de Jim Allchin, histórico ejecutivo de Microsoft que al año siguiente diría, también internamente, que "Hemos perdido nuestra visión, y me compraría un Mac hoy si no trabajara aquí"

Respecto a la iTunes Music Store, Allchin se preguntaba "¿Cómo han conseguido convencer a las discográficas"?. La duda encaja perfectamente en la época, pues la industria de la música grabada tardó años y años en ver que la descarga de canciones no era el problema, sino el síntoma de los cambios que había que acometer. Apple fue el primer gran actor en convencer a empresas como BMG, EMI, Sony Music Entertainment, Universal y Warner (todas presentes en el catálogo de lanzamiento del servicio en 2003) de que había que adaptarse a los tiempos.

Estos correos de Microsoft, muestran, como otros, una ejecución disfuncional de Microsoft a comienzos de siglo que más tarde les dejaría fuera de la carrera móvil, mensajería, etc

En segundo lugar, el ejecutivo reconocía en qué punto se encontraban respecto a Apple de una forma muy clara y directa: "Nos han destrozado". Con esas palabras, mostraba claramente lo inesperado del anuncio, a la vez que admiración por cómo Jobs había presentado el producto dos días antes, pues el mail era del 30 de abril y la presentación tuvo lugar el 28.

Más tarde en ese mismo día, David Cole le respondía que creía que las discográficas habían accedido porque llevarse "70 centavos por canción es mejor que cero, incluso para el pequeño mercado del Mac". Se olvidaba del incipiente impacto del iPod, pero afirmaba que sí, serían destrozados: "Asumo que no cometerán el error de no traerlo a Windows".

Y continuaba:

"Nosotros (MSN + Windows) necesitamos traer este tipo de solución al mercado. Necesitamos una super experiencia de cliente y servicios para hacerlo. Requerirá enfoque y alineamiento de objetivo alrededor de un servicio que proporciona valor directo al usuario, algo que no tenemos hoy. Pasó con .Mac (un antecesor del actual iCloud) alrededor de comunicaciones y almacenamiento, la música no debería habernos sorprendido. A menos que ambos equipos alineen los objetivos de otra forma, continuará pasando".

Cole admitía abiertamente lo que es un problema organizativo y cultural. Mientras Apple era una compañía con todos los equipos persiguiendo la visión de Jobs en la época, construyendo un ecosistema único, Microsoft estaba muy disgregada, y no integraba bien la división de Windows con una de servicios como MSN.

En ese sentido, otra respuesta muy esclarecedora era la de Chris Jones, por entonces vicepresidente:

Ambos equipos de ambas partes querían que esto se uniera, pero tiene que llegar Apple y moverse para que superemos los problemas de comunicación y hagamos algo. Creo que hay una gran oportunidad en almacenamiento, mensajería instantánea, correo electrónico, etc. y deberíamos hacerlo.

Por desgracia para Microsoft, todavía quedarían unos cuantos años de ejecución disfuncional, y a la sombra de Apple en cuanto a atracción de usuarios. Nada que ver con la actual empresa dirigida por Satya Nadella y su enfoque en inteligencia artificial. Quizá sea ahora Apple la que internamente se sienta "destrozada" ante la unión de los de Redmond con OpenAI.

Imágenes | Cartoons Plural y Thurag Photography

En Genbeta | En la era de la inteligencia artificial, Microsoft es el nuevo Google

Comentarios cerrados
Inicio