Por qué el editar tuits que Elon Musk promete para Twitter puede ser una idea peligrosa

Por qué el editar tuits que Elon Musk promete para Twitter puede ser una idea peligrosa
14 comentarios

Una de las peticiones tradicionales de los usuarios de Twitter es el de editar las publicaciones. Hace unos meses, una servidora hizo una encuesta a los editores del grupo Webedia sobre qué le faltaba a Twitter para ser mejor y hubo un amplio consenso en cuanto a la necesidad de poder editar tuits. Elon Musk, dueño absoluto de la plataforma desde hace unas horas, tiene este cambio entre sus prioridades, según ha dejado ver en su perfil de la red social.

Según cómo es ahora Twitter, haces una publicación, cometes un error, aunque sea una pequeña letra que se te ha colado o una tilde que te has comido y no puedes editarlo. Si te das cuenta nada más publicar, puedes borrarlo y rehacerlo. A no ser que alguien con muchos seguidores te comparta rápido esa publicación no tan bien hecha y corras el riesgo de eliminar, rehacer y perder esa oportunidad de llegar a más gente gracias al empujón del follower que ya ha replicado tu tuit.

Un vistazo a…
CÓMO DESCARGAR VÍDEOS de Instagram, Facebook, Twitter o TikTok en tu MÓVIL

Peligros de la edición en Twitter

editar tuit

Ahora bien, en una red social caracterizada por ser la más usada para compartir contenido político y social y opiniones a este respecto, ¿es buena idea poder editar publicaciones abiertamente? O, ¿qué medidas habría que tomar para que esta función no llegase a ser contraproducente?

Imagínate que das like a un tuit o que lo compartes y que ese tuit cambia lo que dice sin que te des cuenta. Teniendo en cuenta el amplio uso que se ha hecho de Twitter para difundir bulos, podría suceder. Twitter ha sido usada por partidos políticos para difundir mensajes de odio a través de información falsa. Hacemos un repaso a las opciones que la red social de Elon Musk tiene para que la edición de tuits fluya bien y sin problemas.

Indicar que un tuit ha sido editado

editar tuits

Hace una semana se supo que entre las posibilidades que se estuvieron debatiendo dentro de Twitter se encontraba añadir un mensaje que dejara marcado que el mensaje fue modificado.

Es decir que si compartes algo y luego se modifica, habría una marca para indicarlo. Lo que no han especificado es si te llegaría como notificación. Y es que, puede ser que no tengas la costumbre e ir revisando cada poco los mensajes que has compartido.

Límite de tiempo

Otra de las opciones que han barajado desde Twitter cuando se han planteado históricamente esta función de edición es dar un límite de tiempo para ello. Un límite corto como de 5 y 10 minutos.

De hecho, Twitter ha barajado usar ambas opciones al mismo tiempo (indicar que ha sido editado y que sea en un espacio de tiempo desde su publicación) para evitar problemas.

Otras redes sociales permiten la edición

Facebook

Este es un argumento de peso: otras redes sociales permiten editar. Cierto es. Ahora bien, en otras redes sociales, ¿compartimos tanta información como en Twitter, de media? Personalmente, recuerdo una vez que había dado like en Facebook a la publicación de una compañera en de la universidad. Era una reflexión política que me interesó.

Más tarde, la publicación volvió a aparecer en mi feed. La compañera había desarrollado más lo que había dicho en un inicio y ese desarrollo de lo que decía en sus inicios se había ido por unos derroteros muy alejados de lo que a mí me podría gustar. ¿Cuántas veces no ha podido pasar eso sin que nos enteremos? Lo que puede conllevar es que demos menos likes, por si acaso. Y a ninguna red social le interesa que interactúes menos. Al contrario.

Esto puede parecer algo inocente, pero no lo es tanto si conocemos casos más graves: Snopes descubrió hace unas semanas una estafa de criptomonedas en la que el autor editó 10 años de publicaciones en Facebook para hacer creer a los usuarios que su perfil era el perfil legítimo del economista David Rosenberg. Las publicaciones editadas mostraban 10 años de historia sobre cómo el falso Rosenberg supuestamente ayudaba a la gente a salir de sus deudas mediante la inversión en cripto.

Otro ejemplo lo tenemos en Tumblr, antes de 2015. Cualquiera podía rebloguear tus publicaciones y tener un control total de la edición de las mismas. Eso llevaba a que podían conseguir que pareciera que habías dicho algo que nunca habías dicho. Esto último sirve para dar una idea a Twitter: probablemente la edición tiene que limitarse a nuestro contenido propio y no a lo que compartimos de otras personas.

Temas
Inicio