Qué fue de la Encarta, la 'enciclopedia virtual' de los que fuimos al colegio cuando no había Wikipedia

Qué fue de la Encarta, la 'enciclopedia virtual' de los que fuimos al colegio cuando no había Wikipedia
9 comentarios

Hemos hablado en las últimas semanas de cómo accedíamos a la música antes de que existieran YouTube y Spotify, de cómo grabábamos archivos en soportes portables antes de que hubiera pendrives USB, y de cómo charlábamos con los amigos antes de que existiera WhatsApp. Hoy toca abordar de algo que a muchos de nuestros lectores le resultará aún más difícil de imaginar: cómo hacíamos los trabajos de clase antes de que existiera la Wikipedia.

Y es que, junto al de los navegadores web, el de las enciclopedias digitales es uno de esos pocos monopolios del que Microsoft ha conseguido ser derribado en estas últimas décadas: no hace tanto, hablar de 'enciclopedia digital' (o 'virtual', así se hablaba por entonces) era sinónimo de hablar de la Microsoft Encarta.

Quien esto escribe, concretamente, fue miembro de esa generación a la que 'la Encarta' le acompañó durante, prácticamente, todo su paso por la educación obligatoria. Todo lo que muchos habréis oído a vuestros profesores de "no lo copiéis de la Wikipedia, que lo voy a comprobar", muchos lo habíamos oído antes sobre la Encarta.

Hubo quien, por aquella época, convenció a sus padres de que le comprasen un PC usando el argumento de poder consultar la Encarta... aunque lo que tuviera en mente fuera poder jugar al Doom. En cualquier caso, para muchos, el de la Encarta fue el primer CD-ROM que tuvieron entre sus manos.

El origen

La Encarta es el resultado de un proyecto fallido de Bill Gates: a finales de los 80, quiso unir fuerzas con la Encyclopædia Britannica para lanzar una enciclopedia para PCs. La Britannica, sin embargo, no vio el proyecto claro (más bien, no vieron qué rentabilidad sacaban de ayudar a lanzar un producto que les robaría parte del pastel que ya controlaban)...

...así que Microsoft se terminó aliando con la menos reputada Funk & Wagnalls para lanzar un producto con el nombre código 'Project Gandalf', que se terminó convirtiendo en la primera versión de Encarta en 1993. Este lanzamiento para Windows 3.x incluía 7.000 fotos e ilustraciones, 30 vídeos en color, 80 animaciones, 9 horas de audios y 427 mapas.

Ese primer lanzamiento no fue demasiado exitoso: Microsoft midió mal la demanda y la renta media de su público, y la Encarta 1993 salió al mercado con un precio de 400 dólares. Pronto, Microsoft rectificó (la siguiente versión que lanzaron ya valía sólo 99 dólares) y pronto empezó a lanzar versiones temáticas y en otros idiomas. La primera versión en lengua española salió al mercado en 1997: completamente traducido, gracias a su colaboración con la editorial Santillana, y por un precio de 24.900 pesetas (150 euros).

Tras haberse negado a subirse al carro de la Encarta, en 1996, la Fundación Benton se vio obligada a vender Encyclopædia Britannica, Inc. por debajo de su valor contable: las ventas impresas ya no podían competir con la enciclopedia digital

Del éxito a la decadencia

En los siguientes años, la Encarta se convirtió en uno de los productos de Microsoft más conocidos por 'la gente de a pie', y por una de sus mayores fuentes de ingresos. Sin embargo, en un oscuro rincón de Internet, estaba naciendo ya el proyecto llamado a ser el culpable de la muerte de la enciclopedia de Microsoft. En marzo de 2000, Jimmy Wales creó la Wikipedia, que terminaría dando origen a la Wikipedia 10 meses más tarde. Mientras, cada vez más usuarios de la Encarta obtenían acceso a Internet, descubrían todo un mundo de información gratuita y, lo que era más impactante aún, actualizada. De modo que, tras brillar mucho y muy rápido, en 2003 comenzaría la decadencia de la Encarta.

La capacidad de reacción de Microsoft en ese momento era limitada... pero su interés en hacerlo también: para entonces, la Encarta (como otros productos de escritorio de la compañía: MS Money, MS Works, etc.) había cumplido su misión de servir de gancho para lograr decenas de miles de instalaciones de Windows, un software que ya 'se vendía solo'.

Enca2
Así recoge Google cómo sobrepasó Wikipedia a la Encarta.

Una muerte anunciada

De modo que los de Redmond se limitaron a iniciar un tímido intento de copiar a medias el funcionamiento de la Wikipedia (pero incluyendo un filtro editorial previo). Demasiado tímido, y demasiado tarde: en marzo de 2009, Microsoft anunciaba la muerte de su enciclopedia digital por excelencia. El día en que se supo la noticia, el NY Times puso un ejemplo de lo que había llevado a Encarta a esa situación:

"En enero, Wikipedia recibió el 97 por ciento de las visitas que los internautas en los Estados Unidos hicieron a las enciclopedias en línea, según el servicio de calificaciones de Internet Hitwise. Encarta fue segundo, con 1.27 por ciento. A diferencia de Wikipedia, donde los editores voluntarios actualizan rápidamente las entradas populares, Encarta puede estar vergonzosamente desactualizado. La entrada de Joseph R. Biden Jr., por ejemplo, lo identifica como vicepresidente electo y senador de los Estados Unidos".

El editor de (y experto en) Wikipedia Andrew Lih, afirmó en su blog personal que la decisión lo había tomado por sorpresa, pero que, aunque "sus características interactivas estaban muy por delante de otros productos, y tenía los derechos sobre las fotos históricas más importantes del siglo pasado" (Gates había adquirido los valiosos Archivos Bettmann), la Encarta "era más un escaparate que un negocio, era un modelo de la vieja escuela en un nuevo mundo mediático".

Temas
Inicio