Compartir
Publicidad
Publicidad
Reality Leigh Winner, la descuidada joven que destapó el escándalo de las elecciones de EE.UU.
A fondo

Reality Leigh Winner, la descuidada joven que destapó el escándalo de las elecciones de EE.UU.

Publicidad
Publicidad

El FBI ha detenido a Reality Leigh Winner por filtrar Secretos de Estado. Al parecer, esta persona hizo llegar a los medios datos que daban fuertes indicios de que Rusia intentó hackear las elecciones estadounidenses en las que Donald Trump fue elegido presidente.

Según Business Insider, Winner habría sido contratada en primera instancia por Pluribus International Corporation, una empresa dedicada a prestar servicios de inteligencia, para colaborar con la NSA como trabajadora independiente. A Winner se le concedió la máxima autorización de seguridad según el Departamento de Justicia, que supuestamente habría aprovechado para enviar la información a The Intercept.

El agente especial Justin Garrick escribió la declaración jurada del arresto, en la que podemos leer cosas como que a la NSA se la llama "Agencia del Gobierno de Estados Unidos". A The Intercept se lo nombra como "Medio de Comunicación":

La Agencia del Gobierno de Estados Unidos examinó el documento compartido por el Medio de Comunicación y determinó que las páginas del informe de inteligencia estaban dobladas y/o arrugadas, lo que sugiere que habían sido impresas y llevadas en mano desde un lugar seguro.

La Agencia del Gobierno de Estados Unidos condujo una auditoría interna para determinar quién accedió al informe de inteligencia desde su publicación. La Agencia del Gobierno de Estados Unidos determinó que seis indivíduos imprimieron este informe. WINNER era uno de estos seis individuos. Una auditoría más extensa de los ordenadores de oficina de las seis personas reveló que WINNER tenía contactos a través del correo electrónico con el Medio de Comunicación. La auditoría no reveló que ninguno de los otros individuos tuviese contacto con el Medio de Comunicación.

Dejando de lado los errores de Winner, que no permiten compararla con Snowden, de nuevo tenemos ante nosotros un caso muy similar al de Chelsea Manning y el ya citado Edward Snowden: empleados descontentos con la Administración que deciden tomarse la justicia por su mano.

En este caso no ha salido bien, aunque en otros la historia ha sido muy distinta: hasta donde sabemos Edward Snowden sigue en Rusia y Chelsea Manning ya es libre. Lo cierto es que Winner ha cometido errores muy graves que hicieron que en pocas horas el gobierno estadounidense la tuviera bajo custodia, y que pueda ser condenada hasta a 10 años de prisión.

Y sin embargo, la gran pregunta que hay en el aire es ¿quién es Reality Leigh Winner? Eso es lo que vamos a intentar esclarecer.

Anti-Trump, atleta, lingüista y más

En las últimas horas medios como Mashable han dejado entrever algunos detalles de la vida de Winner. Gracias a estos detalles sabemos que es una opositora frontal a Donald Trump. Contra el presidente de EE.UU. se ha manifestado muchas veces en sus redes sociales, especialmente en su cuenta de Twitter:

Resulta interesante también echar un vistazo a su número personas a las que sigue. Sólo sigue a 50 cuentas, entre las que se pueden encontrar a Edward Snowden, WikiLeaks y Anonymous.

En otros medios como Mediaite se hace énfasis en que Reality Leigh Winner apenas hablaba de su trabajo con su familia. De acuerdo con unas declaraciones de la madre de la detenida realizadas al medio, de lo que más hablaba su hija era "de sus mascotas, cocina vegana y entrenar". De momento no se han revelado más detalles sobre su vida privada.

Su madre tampoco la tiene por una activista política, aunque sí dice que tiene "opiniones fuertes y apasionadas" (según se recoge en un artículo en The Daily Beast) en lo que respecta a sus creencias personales. También cabe destacar que Winner trabajó en el ejército estadounidense (concretamente en las Fuerzas Aéreas) y que estudió farsi entre otros idiomas.

Por lo demás, la familia de Reality Leigh Winner dice que las acusaciones del Departamento de Justicia "son muy vagas" y no concretan nada. Desde su entorno nadie sabe qué ha podido filtrar (ni a quién) para que la reacción haya tenido este calibre. La filtradora tiene una vista en los tribunales el próximo jueves, donde se decidirá su futuro.

El ruido y la furia del caso Winner

Cómo no podía ser de otra manera, Internet ha estallado con el caso de esta nueva filtradora. Aunque como decíamos más arriba Leigh ha cometido muchos errores que han derivado en una detención muy rápida, ya tiene un buen número de seguidores y detractores.

Uno de los primeros en mostrar su apoyo a Reality Leigh Winner ha sido el propio Julian Assange a través de su cuenta de Twitter:

No muy alejado del entorno de Assange, en la cuenta de WikiLeaks, se han publicado dos tuits muy interesantes. El primero habla de una conspiración para detener a Winner, ya que uno de los periodistas de The Intercept habría dado a las agencias gubernamentales los datos de la filtradora:

Teniendo en cuenta que la reveladora de secretos cometió errores garrafales, es difícil tragarse la teoría de la conspiración aunque hay quienes sí la ven lógica. El segundo tuit es la petición de orden de registro que el FBI habría solicitado para buscar información sobre la filtración:

En Reddit, concretamente en /r/MarchAgainstTrump, se ha publicado un extenso hilo en el que se acusa a la Administración Trump de encarcelar a Reality Leigh Winner. Sin embargo, y aunque Trump no es santo de mi devoción, cabe destacar que fue la Administración Obama la que endureció las represalias contra los filtradores.

Por supuesto, no todo han sido laureles. También ha habido quienes han aprovechado el momento para escupir bilis contra Winner:

A nivel de medios de comunicación, periodistas de todo el mundo han buceado por sus redes sociales para intentar dar con más detalles acerca de esta reveladora de secretos. Más allá de lo que ya os hemos contado, no se ha sabido mucho:

Aún falta esperar al jueves para saber qué pasará con Reality Leigh Winner, aunque todo parece indicar que con ella se pretende mandar otro mensaje a los filtradores. Y ese mensaje no es otro que sugerirles de forma inequívoca que se estén calladitos y sin hacer ruido.

En Xataka | Rusia intentó hackear a una empresa y a funcionarios involucrados en las elecciones de EEUU, según una filtración de la NSA

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos