Compartir
Publicidad
Publicidad

'Carmina o revienta', la demostración de que otras formas son posibles

'Carmina o revienta', la demostración de que otras formas son posibles
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con las cifras en la mano, puede decirse que Paco León ha conseguido con ‘Carmina o revienta‘ lo que para muchos es casi un tabú: apostar fuertemente por la diversidad de canales de distribución con los que un artista cuenta hoy en día. Ha pasado el fin de semana del insólito estreno a varias manos (internet, cine, DVD, televisión) y parece que todo le ha salido a pedir de boca. De hecho, el actor que se estrenaba como director lo dijo muy claramente: él lo único que quería era abrir camino.

Es pronto para decir si lo ha conseguido, pero más de 30.000 visionados en un fin de semana es un número que queda reservado a las primeras posiciones de las películas más taquilleras. Eso son más de 12.000 DVD vendidos en Fnac, El Corte Inglés y MediaMarkt, de 12.500 a 15.000 visionados online en Filmin, iTunes, Google Play, mitele, booquo, Yomvi o Youzee, y 4.000 entradas vendidas en los 20 cines que se avinieron a estrenar la película, además de la oferta en Ono, Movistar y Playstation Network.

¿La clave del éxito? Hacer la cosas con cabeza, contando con la clientela, y no a espaldas de esta ni mucho menos contra esta. Paco León cogió un buen día su Twitter y preguntó a sus seguidores, que para algo lo son, si estarían dispuestos a pagar 1,90 euros por ver su película en internet.

Y la pregunta surcó los siete mares de la red, rebotando de usuario en usuario con una viralidad que quizá puedan conseguir las grandes campañas publicitarias, pero con una sinceridad por parte de los seguidores que pocas campañas podrían arrancar:


Al final, mecachis, el precio de salida no es 1,90 sino 1,95 euros, pero creo que a Paco León se le va a perdonar el desajuste. El precio del DVD, a 5,95 euros, es un puro regalo en los tiempos que corren, realmente se percibe como un precio más que justo, exactamente lo que la clientela viene pidiendo desde hace ya ni se sabe cuánto.

El miedo a la piratería y la ley Sinde

Le preguntaban días atrás, coincidiendo con el estreno, si no tenía miedo de que su DVD se pirateara y se distribuyera por ahí. No parece que vaya a ser el caso. Como se está diciendo hoy en la red, internet se ha rendido a Paco León y su ‘Carmina o revienta’, y como explica él mismo,


¿Que qué pinta la madre de Paco León en todo esto? Bien, la iniciativa tiene el rostro del popular Luisma, pero la familia entera se ha involucrado en la producción de la película, que cuenta de forma casi biográfica la historia de Carmina Barrios, la madre de Paco León, una mujer de 58 años que tras sufrir varios robos se las ingenia para recuperar los 80 jamones que le han sustraido mientras reflexiona sobre temas como la gordura, el matrimonio, la vida y la muerte.

Y sí, seguramente la madre de Paco León y el mismo Paco León han hecho más contra la piratería de lo que podría haber hecho jamás una ley como la Ley Sinde-Wert. Dejando de lado el miedo, la razón muestra un camino que se puede recorrer. Dejando de lado las etiquetas, hay un trabajo que se puede realizar. Dejando de lado las acusaciones, hay unos éxitos que se pueden cosechar.

La película costó 40.000 euros, un presupuesto a todas luces bajo, pero que ya se debe de haber recuperado con la recaudación obtenida. ¿Es el camino que debe seguir el sector? También es pronto para afirmar algo así. Desde luego, la veta abierta por ‘Carmina o revienta’ servirá de faro a quienes tengan entre orejas un proyecto de corte similar, pero no parece que se pueda aplicar a todo el mundo del cine.

Cuenta el mismo León que eliminar intermediarios es complicado, pero hay que flexibilizar la manera de exhibir el cine para que cada película encuentre la forma más apropiada de llegar al público. Y con eso basta. Es decir, seguramente no se podrá aplicar la fórmula León a todo el mercado de la propiedad intelectual, pero al menos se demuestra que la gente de internet no son el enemigo sino un poderoso aliado que, además, siente como propios a quienes se embarcan en aventuras de este calado.

Dicho de otra manera: la experiencia de León, que quizá repita como director y quién sabe si como productor y promotor de otro producto cultural que se abra al mercado como lo ha hecho este, es la demostración de que otras formas son posibles, de que internet puede ser un camino más, uno más, en la distribución de los contenidos enviados directamente del autor al consumidor de cultura.

Hasta ahora, el público le ha respondido. Queda en el aire la incertidumbre de saber si en un futuro la gente responderá de un modo similar. Si es que sí, será una buena noticia porque por fin se habrá normalizado el uso de internet para la distribución de productos culturales a un precio justo, sin pagar más ni menos de lo que se percibe como asumible. El tiempo lo dirá.

Enlace | Carmina o revienta
En Nación Red | Paco León: “No soy un antisistema, quiero hacer mercado”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos