Compartir
Publicidad
Publicidad

Demandan a los seguidores de un grupo sin permiso de la banda ni de la discográfica

Demandan a los seguidores de un grupo sin permiso de la banda ni de la discográfica
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que los trolls del copyright reciben su nombre por hacer lo que hacen, trolear, no es noticia. Lo que si que es noticia es el escándalo que ha montado uno de ellos cuando empezó a mandar denuncias a los fans de una banda, sin tener permiso ni de la banda ni del sello ni de nadie.

La banda en cuestión es All Shall Perish, un grupo metal norte-americano, que ha visto cómo la empresa-troll World Digital Rights, con sede en Panamá, demandaba a sus seguidores en Florida tras conseguir 80 direcciones IP que, según ellos, habían estado descargando el último disco del grupo.

El objetivo de los trolls es conseguir los nombres reales de los titulares de esas 80 direcciones IP para llevarles los juzgados o, mucho mejor aún, conseguir los típicos acuerdos de unos pocos miles de dólares.

Obviamente, el grupo empezó a recibir noticias de lo que estaba pasando, y el mánager salió rápido a la palestra:

El grupo nunca fue preguntado y nadie de nosotros había oído hablar de esa empresa. Hablé con los responsables de la discográfica en los Estados Unidos y en Alemania y ambos están igual de confundidos. Estamos investigando la legalidad de todo esto pero no sabemos si es algún tipo de sub-licenciado o un agregador digital o que.

Al parecer, la trama se inicia en la rama del sello discográfico que usa la banda en Alemania, Nuclear Blast, que el 12 de Marzo de éste año cedió los derechos de explotación del último disco de la banda a World Digital Rights, quedando ésta como únicos 'licenciatarios' del disco.

Con la cesión de derechos se ve que se incluye el derecho a demandar, y parece que no se lo han pensado demasiado: las 80 direcciones IP que comentábamos, y al parecer otras 100 que van en camino. En ambos casos, los trolls acusan a los titulares de las 180 IP de infracción de copyright y les solicitan 150.000 dólares americanos a cada uno.

Ryan Downey, el mánager del grupo, asegura que están realmente sorprendidos pero que no dejarán el tema suelto. Al menos tienen una cosa clara, con los seguidores de cualquier grupo, que al fin y al cabo son los que pagan, no se juega.

No se descarta que la banda tenga que ponerse de por medio para evitar que un troll del copyright, que dice poseer los derechos de explotación de su disco, sangre a sus clientes en su nombre (y encima actúen por su cuenta y sin preguntar a nadie).

Esto si que es heavy metal.

En Nación Red | Troll del copyright multado otra vez con más de 115.000 dólares

Vía | Torrentfreak Imagen | Tim Wayne

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos