Compartir
Publicidad
Publicidad

"El Parlamento rinde pleitesía a la Industria": entrevista a Víctor Domingo (Asociación de Internautas)

"El Parlamento rinde pleitesía a la Industria": entrevista a Víctor Domingo (Asociación de Internautas)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Víctor Domingo es presidente de la Asociación de Internautas (AI), la organización defensora de los derechos de los internautas más activa y beligerante de España. Conversamos con Víctor, justo después de una Asamblea crucial, en la que han podido certificar que sus enemigos (SGAE) son poderosos pero no invencibles. Para enfrentarse a ellos en defensa de nuestras libertades cuentan con el apoyo de los internautas, un "lobby" de ciudadanos libres. Sus adversarios, lejos de conseguir su objetivo, una Asamblea de disolución, han visto como los internautas salen reforzados de la misma. Justos de medios, justos en sus razones. Ha sido la Asamblea del relanzamiento. Resistir es ganar.

Víctor, lo primero, ¿puedes hacernos una valoración de vuestra reciente e importante Asamblea?

Una hojeada al histórico de noticias de 2009, se constata la intensa actividad desplegada por la Asociación una organización que está cogiendo cuerpo, ha hecho equipo, un claro ejemplo de lo que debe ser la sociedad civil en una democracia. Somos lo que hemos querid0 ser y todo se lo debemos al trabajo de internautas conscientes, combativos, exigentes y bien informados, comprometidos en conseguir una red accesible, asequible, universal y neutral. En este contexto y en medio de una de las protestas contra la Ley Sinde, a mitad de diciembre nos enteramos por las agencias de comunicación que el Tribunal Supremo confirma la sentencia del caso PUTASGAE. Independientemente de la oportunidad del fallo y la inseguridad jurídica que para Internet supone esa sentencia, el fallo supuso un doble golpe contra la Asociación de Internautas: económico y moral. Y creo que en esta Asamblea hemos superado este doble golpe, lo importante no es el haber podido recaudar 36.000 euros y seguir manteniendo presupuesto para hacer frente a los gastos derivados de las actividades en las que la Asociación de Internautas participa. Lo que nos anima y refuerza moralmente a la vez que acongoja a quienes han apostado por la desaparición de la Asociación de Internautas es la forma en que se ha recaudado ese dinero, la mayor parte proviene de pequeñas donaciones enviadas mediante SMS con las siglas AI al 27595, que si bien tienen un coste de 1,20 euros para el donante el donatario solo percibe 0,40, ó, 0,60 céntimos de euro según compañías, o las recibidas a través de Paypal de dos o tres euros; las trasferencias que hayan superado los 100 euros son escasas, por eso estimamos que más de 25.000 personas han acudido a nuestro llamamiento difundido únicamente a través de la red. Se trata de 25.000 personas que han mandado un SMS, o han hecho un clic en PayPal, en solidaridad con un proyecto que es tan suyo como de los asociados, pues ellos han querido que continúe y han demostrado la fortaleza de una sociedad organizada en red para combatir la injusticia; los privilegios como el canon, ofensivos en la actual situación de crisis, o modelos de negocio caducos que anteponen el ánimo de lucro de unos pocos sobre el derecho de todos a la cultura y el conocimiento. Todavía nos queda pero el mensaje es claro, que miles de internautas no van a permitir que cerremos y nos anima a continuar en línea.

Has elogiado abierta y casi apasionadamente el discurso que hizo Esteban González Pons en defensa de una proposición de ley sobre la interceptación de comunicaciones que sin duda fue más allá del derecho al secreto de las comunicaciones y la defensa de los derechos civiles. Según tus palabras ha sido la "primera vez que en el Parlamento Español alguien sube a la tribuna para desde la filosofía del informacionalismo esbozar un análisis de la situación actual. ¿Cómo explicas que este discurso de todo un Vicesecretario General del Partido Popular sea compatible con la "pasividad" de sus eurodiputados a la hora de defender un Internet Libre?

Somos muy receptivos ante los gestos de los políticos ante nuestras demandas, propuestas y reivindicaciones en materia TIC, y no solo en este caso, el reciente discurso de Juan Carlos Rodríguez Ibarra en el Senado a favor del uso del soft libre y las libertades civiles en Internet, o el vicealcalde de Castellón Javier Moliner en contra del canon digital, o de Raul Romeva eurodiputado de ICV en contra de las enmiendas torpedo del paquete Telecom, las intervenciones de la diputada Lourdes Muñoz y Francisco Jorquera y del senador José Mª Chiquillo han sido valoradas muy positivamente por nosotros.

En relación con este tema, habéis recibido, algo tarde, una carta de los eurodiputados populares españoles en contestación a vuestra carta abierta solicitando su apoyo a la Declaración crítica con ACTA. En la misma, Luis de Grandes, viene a decir que "la contribución de la Declaración al debate actual es escasa y que no añade nada sustancial a la Propuesta de Resolución Común firmada por todos los Grupos Políticos que era muy crítica con ACTA. ¿Qué tiene que decir la Asociación de Internautas al respecto?

Aún no hemos recibido dicha carta, parece ser que la carta que has recibido es un borrador que pensaban enviarnos a nosotros y que por motivos que desconocemos no ha sido enviada. Con eso te lo digo todo y que cada cual saque sus conclusiones.

El Parlamento Europeo es la única institución europea elegida por los ciudadanos. Ahora se ha aprobado una Declaración Escrita que promueve la "retención de todo lo que los ciudadanos buscan en Google y otros buscadores con la "excusa" de proteger a la infancia. ¿Qué opinas de la aprobación de esta Declaración y qué balance haces - en general - del papel que desempeña el Parlamento Europeo en relación con Internet?

Ya nos estamos acostumbrando a que en Bruselas se pretendan implantar medidas de control, vigilancia y censura de todos los usuarios presentando como excusa principios a los que nadie en su sano juicio se opondría, como lo es la lucha contra la pornografía infantil. Europa parece haber convertido en moda los caballos de troya. Y el PP se ha convertido en uno de los partidos más entusiasta en promover ese tipo de medidas censoras camufladas en cualquier documento.

¿Qué grupos o eurodiputados han mostrado una mayor disposición a defender los derechos de los internautas?

Sin duda el grupo más sensible a nuestra propuestas es el grupo de Los Verdes, si es verdad que en otros grupos solo han sido eurodiputados nivel individual quienes prestan algo de atención a nuestras propuestas.

Acusas a los partidos que no apoyaron la proposición defendida por Esteban González Pons de ignorancia sobre el significado del informacionalismo, ¿Cómo le explicarías a uno de esos diputados el significado e importancia del informacionalismo?

El informacionalismo qué según Castells es el paradigma que actualmente proporciona la base para un nuevo tipo de estructura social: la sociedad red, una estructura social formada por redes de información hechas posibles por las tecnologías de la información ” Pone en jaque el concepto partidario y jerarquico de la política que tienen los partidos políticos parlamentarios, precisamente por la diferencia que propone ésta de las anteriores redes sociales. Nuestros políticos tiene una signatura pendiente y es no despreciar la flexibilidad e interactividad que para legislar y/o gobernar tienen para estar en contacto con sus votantes y/o administrados. Al no afrontar esta nueva situación es cuando se agranda la brecha entre ambos sectores

Pero hay corrientes de la izquierda que son muy activas en defensa de las libertades y la neutralidad de la red. Es el caso de los Verdes europeos, incluyo aquí a los dos eurodiputados españoles de ese grupo, y la propia Izquierda Unida.

Si eso es cierto, aunque desgraciadamente IU, y en su nombre el Señor Llamazares traicionó a su electorado votando a favor del canon digital en el 2005 y en el 2008 y más recientemente en contra de que el Parlamento haga una Ley orgánica para preservar que las interceptación de las comunicaciones electrónicas tenga todas las garantías judiciales que ahora están en el alero.

Mantiene Carlos Sánchez Almeida que la Ley Sinde no llegará al BOE, ¿eres tan optimista?

No tengo más remedio que serlo, porque sino nos tocará ir a los tribunales, como ya hemos hecho con la LISi, el Canon digital, los 902 de atención al cliente y la interceptación de las comunicaciones electrónicas.

Habéis participado en el Encuentro "Financing Culture in the Digital Era" que se ha celebrado la semana pasada en Bruselas y que promueve los bienes culturales e informaciones que conforman Dominio Público en todas sus facetas. Puedes explicar brevemente a nuestros lectores las ventajas para el progreso de las sociedades que aporta el Dominio Público

El dominio público no es el residuo del copyright y los derechos de autor. A lo largo de la historia ha sido la regla y, sigue siendo la cantera común de donde seguimos extrayendo los materiales necesarios para fabricar los ladrillos con los que construir nuestra civilización. El copyright y los derechos de autor no existieron siempre, al contrario durante un largo período de tiempo en la historia de la humanidad la copia y la tradición oral eran la única forma de trasmitir la cultura y el conocimiento, por consiguiente, no sólo no hizo falta un sistema jurídico de esta naturaleza sino que era literalmente impensable. No fue sino la llegada de la imprenta en 1554 la que marcó un antes y un después en este campo, debido a que la reproducción de libros requería una gran inversión en maquinaria que era necesario amortizar, por lo que los libreros solicitaron a la Corona un sistema que les permitiera mantener cierto monopolio sobre las obras que publicaban, para disponer de ese margen de tiempo necesario para recuperar la inversión. La sociedad cedía su derecho a copiar a cambio de tener más y mejores copias, en un momento en que la demanda aumentaba debido a que la lectura y escritura se estaba difundiendo rápidamente y, a medida que la cultura se extendía empezaba a vislumbrarse una nueva clase social que en breve asumiría el protagonismo social: la burguesía. Así, la primera normativa de copyright que se conoce en el mundo occidental fue el Estatuto de la Reina Ana I de Inglaterra en 1710. Este estatuto fijaba un monopolio de 14 años tras la publicación. Pasado ese tiempo la obra ingresaba al dominio público y por tanto podía reproducirse libremente. La situación actual de la tecnología digital en cuanto a medios de edición y distribución es radicalmente diferente a aquella en la que vieron la luz estos derechos. Ahora es posible una edición ilimitada de los contenidos culturales y su distribución es instantánea y universal, sin apenas costes. No se precisa de periodo alguno de monopolio para asegurar la amortización y por primera vez en la historia de la humanidad la vieja aspiración a la igualdad de oportunidades en el acceso al conocimiento y la cultura es una realidad gracias a la tecnología disponible. El obstáculo sigue siendo, ahora como entonces, la codicia humana. Por lo tanto, y sin que ello signifique negar los derechos de autor y el copyright, en la nueva era digital resulta inevitable repensar el sistema de protección en cuanto a su extensión y contenido y, fomentar el dominio publico garantizando su disponibilidad, acceso e integridad como única formula de compatibilizar el derecho individual de autor con el derecho de todos a la cultura y el conocimiento

Por último, en el Senado hablaste a sus señorías de la "dictadura del culturetariado" y se oyeron rumores que el Presidente mandó callar. Es una anécdota, ¿pero crees que gran parte de los políticos españoles están sometidos, quizá sin ser conscientes, a una visión virtual, caduca y limitada de lo cultural más próxima a las camarillas locales, por un lado, y por el otro, a las pautas que marca la gran Industria (Hollywood, Vivendi (Canal+)?

Creo que la enorme polémica que hemos creado en contra de la imposición del arbitrario, indiscriminado e injusto canon digital, ha puesto en evidencia, una inexplicada e inexplicable pleitesía legislativa de los grupos parlamentarios a favor de intereses corporativos de la denominada industria cultural y que de no corregirse esta tendencia en favor del interés general se está estableciendo un desequilibrio democrático que infama el Estado de Derecho.

Foto | wicho

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos