Compartir
Publicidad
Publicidad

El Partido Pirata sueco combate el voto útil, el cerco mediático y la barrera electoral del 5%

Compartir

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Castigados por los medios instalados y una ley electoral que deja fuera del parlamento a los partidos que no alcanzan el 5% de los votos, los activistas del Partido Pirata sueco, en su mayoría jóvenes, no dan la difícil batalla electoral por perdida. Menos después de que algunos estudios, muy negativos en los últimos meses, vuelvan a dejarles abierta la puerta de entrada al parlamento.

Saben que las elecciones generales son muy diferentes a las europeas en las que obtuvieron un espectacular porcentaje electoral (7,1%) y un eurodiputado. Ahora el voto protesta cede terreno ante el voto útil y "responsable". En las elecciones generales de 2006 obtuvieron el 0,63% de los votos. Era la botadura del galeón pirata en las urnas.

La mayoría de los analistas creen que en un término medio entre el magnífico resultado de las europeas y el del "raquítico" bautizo electoral puede estar el porcentaje de voto que obtengan los piratas en las elecciones de septiembre. Siempre por debajo del 5%. Algunos dirigentes piratas han denunciado el alcance desmovilizador que tendrían estas encuestas que se publican en la mayoría de los casos sin hacer referencia alguna al Partido Pirata.

Sin embargo otros analistas dejan la puerta abierta a una nueva sorpresa basada en la simpatía generalizada que la marca pirata tiene entre los jóvenes y a un efecto viral, boca a boca, blog a blog, que ya los catapultó al Parlamento Europeo.

Ung Pirat (Jóvenes Piratas) son las terceras "Juventudes" en número de asociados por encima de muchos partidos tradicionales. Unos magníficos activistas electorales que podían estar en el "secreto" de la inesperada remontada en las encuestas.

Ellos han sido la voz madura que ha llamado a superar las fuertes tensiones internas que amenazaban hace escasos meses con hundir el galeón pirata. A dos meses de las elecciones, todo el partido es una piña electoral

Paradójicamente la competencia de Los Verdes, con los que además se sientan en el Parlamento Europeo, se habría suavizado ante la inevitable transformación de los ecologistas en una opción de gobierno, en coalición con los socialdemócratas, dejando a los piratas un segmento de votante que puede preferir el voto a un partido-aguijón, crítico con los partidos tradicionales y muy vehemente en la defensa de las libertades públicas e individuales.

El joven líder pirata, Stefan Flod, quiere dibujar una sonrisa en el logo de sus activas juventudes. El Partido Pirata es la opción (obvia) para muchos jóvenes en las elecciones generales de septiembre. Jóvenes y menos jóvenes, como su primer candidato, Rick Falkvinge, representantes de una generación airada y digital. El 19 de septiembre todos los piratas mirarán a Suecia.

En Nación Red | El Partido Pirata sueco dispuesto a proteger The Pirate Bay en el servidor del Parlamento

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos