Compartir
Publicidad
Publicidad

Sinde en los viejos salones sobre la nueva cultura, el canon y el saqueo

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El marco incomparable, pelín rancio. La estrella era la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. El presentador nada más y nada menos que Javier Solana. Al lado de la ministra, quieto como Don Tancredo, Eduardo Bautista (SGAE) que no se separó de ella. La SGAE organizaba el evento. La Fundación Autor (SGAE +) también. Vamos que se han montado ellos el evento y el ciclo que viene. Lo que hay que ver…

Primero habló el ex Secretario General de la OTAN, ex ministro de Cultura y eterno candidato de PRISA y de ese PSOE centrado y respetado – el de Trinidad Jiménez – por los señores (y la hija de Botín) que mantienen el Foro:

La ministra ha tenido un gran coraje al meterse en un camino difícil que otros intentamos y no fuimos capaces de hacer. Angeles González Sinde es una magnífica ministra de Cultura caracterizada por “un enorme sentido del valor de lo público en toda su trayectoria profesional. Se ha metido en la industria de la cultura, cultura como economía, y en un momento de cambios tecnológicos. Eso es necesario para nuestro país. Además le va a salir bien.

No hemos dicho que los señores del Sistema (y la hija de Botín) son austeros con las cuentas del Foro. Siempre paga el pobre. Pero han aceptado organizar un nuevo foro, que es el de siempre, con la palabra “cultura” en el panel y el logo de la SGAE, el Ministerio de Cultura y la Fundación Autor (SGAE +). El predominio de la vieja economía y de la vieja política entre el público de estos salones es habitual.

En este marco, escoltada por Solana y Bautista, no estaba tan suelta como otras veces la ministra. Y eso que todavía no había llegado el turno de preguntas. Lo que quería decir estaba en su discurso:

Reorientar, regenerar nuestro modelo productivo en el escenario económico actual no es una opción. Estamos remontando la crisis de mayor escala desde el crack del 29. Paralelamente en el ámbito de la cultura estamos viviendo transformaciones de envergadura sólo comparables a las surgidas con la aparición de la imprenta o con la revolución industrial. El mayor de los desafíos que tenemos ante nosotros es culminar con éxito ese transito del modelo analógico al digital.
La disposición adicional segunda de la Ley de Economía Sostenible ya en trámite parlamentario ha buscado hacer compatible esa gran oportunidad de generación de cultura en red con la garantía de un modelo industrial equilibrado y de futuro. La desaparición de la copia física es y ha sido la gran debilidad del sector porque lo expone a un saqueo si no existen reglas de juego claras, pero es también su gran oportunidad, su mejor virtud para el futuro pues permite la distribución inmediata y el abaratamiento de costes.

Luego confundiría a la Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Verica Trstenjak – como tal ni la nombró – con los jueces que “dictaminaron… la ¿sentencia?”, que según manifestó seguidamente. “Nos permitirá afinar el mecanismo y sentarnos en la mesa para buscar otra vez una solución de consenso”

Nos jugamos demasiado con el paso de lo analógico a lo digital. Se puede quedar mucha gente, muchas industrias por el camino y lo que podemos encontrarnos es que la diversidad se ha reducido.

Lo que sorprendió ayer fue la agresividad con la que Sinde atacó al final de intervención a Mariano Rajoy. Lo hizo haciendo pública, según ella, la agenda oculta del PP en materia cultural: “reducir a la mitad el presupuesto para cultura y suprimir el Instituto de Cine” como ha hecho Cameron en el Reino Unido. Luego se puso mitinera:

El PP confió y sigue confiando el crecimiento económico al ladrillo y a la especulación inmobiliaria, lo que provoca que en tiempos de recesión haya cuatro millones de parados. El que impulsa el presidente Rodríguez Zapatero basa el crecimiento en un cambio del modelo productivo, donde la educación, la ciencia, la tecnología, la inovación y la cultura son las apuestas

Para la ministra, el objetivo de algunas formaciones de que se suprima el Ministerio de Cultura “sólo puede calificarse de reaccionario y empobrecedor”, por lo que supone de despojar a la política cultural de su rango mayor en la Administración.

A González-Sinde se le preguntó también por la destitución días atrás de Ignasi Guardans como director de Cinematografía y por la denuncia que hizo éste de que existe fraude en las subvenciones que se conceden a los productores.

La ministra inscribió el cese en un cambio más de los que se producen en su equipo y en la Administración, y sobre el fraude, le lanzó un recado a su ex colaborador: “Si le consta que durante su mandato hubo ese fraude, le aconsejaría que acudiera a los tribunales, porque es una obligación de cualquier funcionario público. Pero a la Administración no le consta que exista”.

Vídeo | Intervención completa de Ángeles González Sinde

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos