Airbnb prohíbe definitivamente las fiestas en sus alojamientos, pero dejará alojarse a más gente por casa

Airbnb prohíbe definitivamente las fiestas en sus alojamientos, pero dejará alojarse a más gente por casa
Sin comentarios

Cuando se va a organizar un viaje, ya sea de vacaciones o por trabajo, uno de los primeros asuntos a tratar es el alojamiento. En un primer momento, se puede pensar en usar Airbnb para alquilar una casa y no acudir a un hotel que puede ser mucho más frío. En un principio, la plataforma apenas imponía normas acerca del uso de estas viviendas, pero tras varios escándalos han decido tomar medidas sobre uno de sus grandes problemas: el uso de las viviendas para hacer fiestas.

Entre los más jóvenes puede ser bastante común el hecho de buscar un espacio donde realizar una fiesta, y lo más fácil y barato puede ser alquilar una casa durante un día. Esto fue lo que pasó en Torrelodones en 2018, donde tras ser alquilada recibió la visita de entre 100 a 200 personas que realizaron una fiesta que acabó con unos destrozos de 12.000 euros.

Airbnb acaba con las fiestas en todos sus contratos

Si has visitado algún Airbnb en los últimos meses de pandemia, habrás comprobado que ya estaba impuesta esta prohibición de realizar fiestas y eventos por razones sanitarias. Los datos tras esta prohibición temporal han sido realmente buenos, ya que se vieron reducidos los informes de incidencias en las viviendas en un 44%.

Airbnb

Viendo que estas quejas de fiestas se han reducido de manera drástica, Airbnb ha decidido aplicar una prohibición general y permanente de las fiestas a nivel global. Lo que si va a acabar desapareciendo es la limitación de 16 personas por vivienda. En el caso de que ese piso admita tener más de estos inquilinos ya será posible. Pero en ningún caso se podrá hacer una fiesta con gente extraña y con invitación.

A partir de este momento, si se incumple esta norma y se monta algún evento social que pueda incomodar al resto de la comunidad, tendrá consecuencias graves. En concreto, se puede suspender temporalmente la cuenta o eliminarla por completo. Esto se sumaría también a las posibles consecuencias económicas en el caso de que exista algún destrozo en la vivienda, o también responsabilidades legales. Y si nos remitimos a los datos, 6.600 inquilinos tuvieron que sufrir esta sanción en 2021.

De esta manera, a partir de ahora, siempre que vayas a reservar un Airbnb, vas a tener que leer bien el contrato. Es una realidad que no se parece en nada la plataforma de sus comienzos con la actual, en lo referente a sus normas y las políticas que se van aplicando. Aunque esto es algo que ha mejorado en todas las aplicaciones al aplicar políticas muy similares.

Temas
Inicio