Un banco de música demanda a Meta por 145 millones: le acusa de apropiarse de sus obras y redistribuirlas en Facebook e Instagram

Un banco de música demanda a Meta por 145 millones: le acusa de apropiarse de sus obras y redistribuirlas en Facebook e Instagram
Sin comentarios

Epidemic Sound es un banco de música y efectos de sonido libre de royalties, que los youtubers, tiktokers, streamers y otros creadores de contenidos pueden usar en sus vídeos a cambio de una suscripción. 35.000 canciones y 90.000 efectos están a disposición de sus más de 100.000 usuarios. Por sólo 9 euros al mes, los usuarios personales (es decir, los que no son empresas ni generan contenidos para ellas) pueden monetizar libremente en sus propios canales los vídeos que creen de este modo.

Lo que hace atractivo este servicio para los creadores de contenidos es el hecho de que tienen la seguridad de que no serán sometidos a denuncias por derechos de autor ni a reclamaciones de Content ID, y que —por tanto— no tendrán sobre sus cabezas la espada de Damocles de una eventual pérdida o desmonetización de su cuenta. ¿Y los usuarios corporativos? Ellos también tienen acceso a la biblioteca de Epidemic Sound… sin embargo, tienen que pagar cantidades mucho mayores para ello.

El problema de Epidemic Sound es que entiende que uno de los mayores usuarios potenciales de su servicio ha decidido ignorar sus condiciones de uso, e incorporar gran parte de la biblioteca de Epidemic (el 94% de la misma, afirman) a la suya propia, a disposición gratuita de sus millones de usuarios, para que puedan usarlos en los vídeos que creen y compartan en su plataforma sin que Epidemic Sound vea ni un céntimo por ello. Hablamos nada menos que de Meta, la compañía propietaria de Facebook e Instagram.

Un vistazo a…
MEGA GUÍA MEJORA la SEGURIDAD y PRIVACIDAD de FACEBOOK

El contenido de una demanda con acusaciones graves

Y por ello, Epidemic Sound acaba de interponer ante un tribunal californiano (según publica TorrentFreak) una demanda por infracción de derechos de autor contra Meta (aquí puede accederse al PDF de la misma). Una demanda en la que el demandante exige 142 millones de dólares en daños.

Según afirma textualmente la demanda,

"Con esta acción buscamos detener el robo de música creada por cientos de músicos, compositores, productores y vocalistas, un robo que Meta realiza a diario a sabiendas, de manera intencional y descarada en sus plataformas de redes sociales, Facebook e Instagram. […] El acusado —Meta— no sólo es consciente de esta infracción: ha infringido activamente, así como ha participado, alentado y permitido dicha infracción".

"La propia compañía Meta ha estado almacenando, seleccionando, reproduciendo, interpretando, distribuyendo y explotando la música de Epidemic sin contar con una licencia. […] Más de 950 de las pistas de música de Epidemic han sido reproducidas, almacenadas, puestas a disposición y distribuidas a sus usuarios por Meta a través de su Biblioteca de Música o a través de sus otras herramientas para compartir contenido sin licencia. Epidemic confía en que una mayor investigación revelaría infracciones adicionales".

Unas acusaciones, sin duda, graves. Epidemic afirma que ahora su música está disponible en millones de vídeos que han sido visualizados miles de millones de veces. Según sus cálculos, todos los días se cargan en Facebook e Instagram aproximadamente 50.000 vídeos infractores con música de su biblioteca.

Según Epidemic, esta infracción de Meta lleva dándose desde hace tiempo, pero "se ha vuelto más desenfrenada" en los últimos tiempos gracias a nuevas herramientas, como las explícitamente mencionadas Original Audio y Reels Remix, de Instagram. Y es que ésta última permite generar Reels a partir de la música del Reel de otro usuario, lo que —por decirlo de alguna manera— 'viraliza' la infracción. Y sobre la función de 'Original Audio', la demanda afirma que

"Permite a Meta extraer o separar la música del contenido de video original en el que se incorporó, y reproducirla para cualquiera de sus miles de millones de usuarios que deseen incorporarla a su propio contenido de video, independientemente de si Meta tiene alguna autoridad para ofrecer esa música en primera instancia. Nadie, ni siquiera los suscriptores con licencia de Epidemic, tiene derecho a hacer esto sin la autorización de Epidemic".

Además, según denuncia Epidemic, Meta les habría llegado a vetar el acceso "de forma injustificada e inexplicable" al apartado de contenido de audio de su herramienta Rights Manager (de gestión de derechos de autor, que permite denunciar las infracciones al respecto).

Temas
Inicio